2 hermanas presentan a sus bebés nacidos con minutos de diferencia y ahora todos hablan de ellas

A veces las casualidades se juntan en determinadas circunstancias y parecen cosas signadas por el mismo destino. Y si no, que se lo pregunten a dos hermanas brasileñas que se embarazaron sin haberlo planificado juntas, lo que sucedió el día de parto fue realmente asombroso.

Se aman profundamente una a la otra

Andrezza Rocha Queiroz, de 18 años, y Andrielli Rocha Queiroz, de 19, son dos hermanas que desde niñas fueron muy unidas y siempre se han considerado buenas amigas, pero con los años, en la medida en que fueron creciendo, sus vidas fueron tomando caminos diferentes.

Ambas quedaron embarazadas y la alegría fue inmensa, no solo serían madres sino también tías, sin duda era un gran acontecimiento. Como es de imaginarse un mundo de ilusiones se abría ante ellas y esperaban con ansias el momento en que tuvieran a sus hijos entre sus brazos.

Por fin, llegaron todas las señales de que los niños nacerían y en el mismo hospital, en Rondonópolis; ingresaron las dos hermanas con sus abultados vientres. El 16 de abril vinieron al mundo dos bebés sanos y hermosos en un parto totalmente normal y sin contratiempos.

Alice Vitória, la hija de Andrielli, fue la primera en abrir sus pequeños ojitos al mundo, es preciosa y pesó 2.62 kg, por su parte, su primito Jhonny Pietro, nació 45 minutos después de ella, con un peso de 3.40 kg, e igual de lindo y encantador.

«Me sigo imaginando lo feliz que es mi padre, tener dos nietos que cumplen años el mismo día», dijo Andrezza.

Las hermanas habían nacido con un año de diferencia, tal vez por eso se hicieron tan afines en muchas cosas y compartían los mismos juegos y amistades. Los médicos, enfermeras y demás trabajadores del centro asistencial quedaron sorprendidos por lo sucedido y se tomaron fotos con las madres y sus coincidentes bebés.

«No siempre sucede. El caso es realmente inusual», dijo Nêmora Figueiredo, una de las enfermeras que atendió a las hermanas.

Mientras tanto las madres estaban felices con sus retoños, mirando las similitudes entre ambos y compartiendo con todos sus allegados la alegría del mágico instante.

Las imágenes fueron compartidas en las redes sociales y los usuarios estaban enternecidos con la historia, una multitud de mensajes y comentarios de cariño y felicitaciones inundaron las redes.

“Me imagino la gran alegría de los abuelos de esos pequeñines, son una parejita adorable. ¡Enhorabuena para toda la familia y salud para los bebés y sus madres!”, dijo una encantadora usuaria.

Con seguridad Andrielli y su primito Jhonny podrán ir creciendo juntos, compartiendo juegos y travesuras, y al igual que sus madres ser los mejores amigos.

Comparte esta maravillosa historia con todos tus amigos y recuerda que no hay nada como el amor de la familia.