Una mujer de 90 años dejó a todos perplejos tras hacer su última exhibición sobre hielo

Yvonne Dowlen es un claro ejemplo de que nunca se es demasiado viejo para disfrutar de cosas maravillosas. Cuando tenía 80 años sufrió un trágico accidente de tráfico y los médicos le dijeron que por sus lesiones tenía que colgar los patines para siempre, pero ella no se dio por vencida y en cuanto se recuperó, volvió a calzarse sus amados patines.

Siguió haciendo todas sus piruetas excepto el salto del Axel, un salto en el que se da una vuelta y media en el aire. Durante más de 70 años practicó patinaje, dio clases y participó en muchos campeonatos y exhibiciones. Pero desgraciadamente su luz se apagó y murió a los 90 años practicando lo que más amaba en el mundo, el patinaje sobre hielo.

yvonne-dowlen

Es bien cierta la frase que dice que uno no deja de disfrutar cuando se hace viejo, sino que se hace viejo cuando deja de disfrutar ¡Gracias Yvonne por darnos una gran lección de vida!

No te vayas sin compartir su inspiradora historia y su magnífica actuación ¡Todos quedarán impresionados!

VER TAMBIÉN:  Cuando ella toca un trozo de papel lo convierte en algo extraordinario ¡Es impresionante!
¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

No te pierdas las noticias más inspiradoras, divertidas y curiosas.

Síguenos en Facebook,
¡No te arrepentirás!