Ya estaba cansado de esperar ser atendido, tenía mucho dolor y decidió operarse el mismo

Graham Smith es un ingeniero británico tomó una arriesgada decisión producto de la desesperación, después de pasar 15 años viviendo con dolores, sin saber la causa hasta que notó que le sobresalía del abdomen los puntos de sutura que le habían dejado de una cirugía anterior, al ser canceladas las citas médicas hizo lo impensable.

Este ingeniero dijo que prefirió morir intentándolo que seguir en una lista de espera para que lo atendieran los médicos del hospital, ya que su situación había empeorado desarrollando un cuadro de septicemia, tomó el asunto en sus manos y se operó él mismo.

Smith diseñó los instrumentos que iba a usar adaptando unas herramientas dentales de titanio que obtuvo de un amigo odontólogo.

Hace 15 años el ingeniero Smith se sometió a una cirugía intestinal en el Hospital Aintree de Liverpool, desde entonces comenzó a sufrir de dolores todo el tiempo hasta el punto de caminar encorvado, sin saber la causa, debido al dolor y cuando notó sobresalir de la piel de su abdomen parte de la sutura que le habían dejado, acudió al hospital en el 2011, comentó que después de intentar usar los canales regulares para que lo operaran y tras cancelarse en dos oportunidades la cita, decidió no esperar más.

“Yo no tomé la decisión a la ligera, estaba desesperado, pero tenía que tomar el control, no estaba preparado para sentarme y morir en una lista de espera”, dijo Smith en una entrevista.

Admitió que fue una imprudencia, pero el dolor se había vuelto insoportable y sentía que no tenía otra alternativa. Asegura que es un hombre nuevo, ahora no sufre de dolores.

VER TAMBIÉN:  Lo que hizo este papá por su hija de 6 años demuestra que el amor no tiene límites

Explica que su trabajo como  ingeniero le permitió “hacer trabajos que la gente por lo general no puede hacer, pero que no es un cirujano, así que no recomienda a ninguna persona intentar esto en casa”.

“Al principio hubo un poco de sangre, pero confiaba en lo que estaba haciendo”, señaló. El pequeño trozo de nylon que sobresalía de su abdomen, medía 8 mm de largo con 12 nudos comprimidos y muy apretados, que tuvo que deshacer cuidadosamente uno por uno, sabía que no podía cortarlos, de otro modo iba a producir más daño y habría estado en graves problemas.

En un comunicado del hospital se mencionó que una cita fue cancelada y luego el señor Smith había sido informado de que podría tener otra cita con el cirujano el día lunes, antes de operarse él mismo, “Siempre aconsejaríamos que cualquier paciente que tenga preocupaciones como ésta que busque consejo clínico, Nos pondremos en contacto con el señor Smith para hablar de su cuidado”.

Telegraph

Un portavoz del Colegio Real de Cirujanos recomienda encarecidamente que nadie se realice procedimientos quirúrgicos a sí mismos o a alguien más, “Si intenta realizar la auto-cirugía sin formación quirúrgica, existe un alto riesgo de que el procedimiento podría ir mal, o dañar otra parte del cuerpo. También hay una posibilidad de infección.”

Es importante tener en cuenta todas las recomendaciones médicas y nunca realizar este tipo de procedimientos sin la asistencia de los especialistas. ¡Compártelo!

¿Te gustó?
Etiquetas:, , , ,

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!