Te prometo que verás los tatuajes de una forma muy distinta después de este vídeo

Esta es la historia de Molly Ortwein, una mujer de 47 años de edad. Cuando vi esta noticia por internet no me llamó mucho la atención, pero al indagar un poco me di cuenta de que era muy importante compartir este relato con todos vosotros. Desgraciadamente, su historia es muy común en nuestro planeta, mucho más de lo que debería ser. Hace poco Molly sufrió cáncer de mama; cada año se detectan más de un millón de casos en todo mundo.

Después de la extirpación del tumor casi el 60% de las pacientes tienen cicatrices y muchas de ellas, incluso se quedan sin pezones. Molly está muy contenta porque se ha curado y todo ha ido muy bien, pero sus cicatrices son muy grandes y se siente un poco incómoda con ellas. Por eso ha decidido hacerse unos bonitos tatuajes; pueden ayudarle en el proceso curativo y a sentirse mejor consigo misma.

Fuente: p-ink.org

La iniciativa de Molly merece ser difundida! Si crees que es así, no dudes en compartirla con tus amigos.

Más noticias sobre:,

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!
O síguenos en YouTube y disfruta de nuestros mejores videos