Una niña de 3 años vivirá en un templo sin tocar el suelo tras ser nombrada la “diosa viviente”

Una niña de tres años de edad es nombrada la próxima “diosa viviente” de Katmandú, Nepal, justo después de que su predecesora se retirase.

Su nombre es Trishna Shakya y es la nueva Kumari de la capital, continuando de esa forma una tradición ancestral que consiste en la adoración de las niñas pequeñas que personifican a Taleju, una diosa hindú.

Reuters

Trishna fue seleccionada entre otras tres candidatas después de un proceso de 21 días, una especie de concurso, y entre las prácticas del mismo estuvo pasar la noche entre cabezas de cabras y búfalos degollados, según reportes de los medios oficiales de la ciudad.

La pequeña fue nombrada el jueves, justo antes de que se la llevaran lejos del hogar de su familia, ya que debe a partir de ahora deberá vivir en un antiguo palacio en el que será protegida por un grupo de cuidadores. 

AFP

“Tomará el lugar que le corresponde dentro del trono Kumari después de que llevemos a cabo nuestros rituales tántricos y hagamos los rezos correspondientes”, dijo Uddhav Man Karmacharya, un cura hindú, justo antes del evento.

También se supo que las niñas elegibles según las normas de la competición, deben cumplir con ciertos parámetros establecidos por su cultura: las 23 perfecciones de una diosa. Entre ellas está “tener el cuerpo de una higuera de bengala”, “tener las pestañas como las de una vaca” y “la voz suave y clara como la de un pato”

Reuters

A partir de ahora, Trisha solo tendrá permitido salir del templo trece veces al año, durante los días en los que se lleve a cabo algún festival, en el que será exhibida alrededor de la ciudad y adorada tanto por los hindúes como por los budistas.

VER TAMBIÉN:  Anaha, la niña de 3 años que llora lágrimas de sangre ante el asombro de los médicos

Cuando está afuera en esos festivales, la Kumari va cargada ya que sus pies no pueden tocar el suelo, según la tradición. Esos días debe llevar un vestido ceremonial y un maquillaje muy elaborado.

Esta tradición ha suscitado críticas de muchos activistas que luchan por los derechos de los niños, que han dicho que a las Kumari se les niega la posibilidad de una infancia sana debido al aislamiento de la sociedad. Además de la falta de educación convencional que la mayoría de los niños recibe.

En el 2008 la corte suprema de Nepal decidió que las diosas deben ser educadas y ahora reciben clases personalizadas dentro del palacio. También presentan sus exámenes allí.

Reuters

Muchas Kumari anteriores a Trishna se han manifestado públicamente para contar las dificultades para re insertarse en la sociedad, después de dejar el trono. Además de eso, el número de niñas que son postuladas por su familia para concursar para personificar a Taleju, es cada vez menor. Esa es la solución más viable en estos casos, que las familias se informen y tomen las decisiones más convenientes para sus hijos.

Comparte esta historia con tus familiares y conocidos, ¿qué opinan de esta práctica ancestral?

¿Te gustó?

VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!