Un mensajero encuentra un gran danés abandonado… ¡Mira en qué se convierte el perrito!

El 21 de enero Gavin Crowsley, conductor de UPS, se  encontró un Gran Danés. El perro estaba abandonado y desnutrido, y hasta lo confundió con un Dálmata. Phoenix, que así es como llamaron al perro, estaba atado con una cadena muy corta, sin comida, sin agua y sin techo. Gavin, que estaba de ruta para una entrega en Indiana, paró el camión.

“Podía distinguirse cada hueso de su cuerpo” le dijo a su jefe. “Estaba tumbado allí. Y sabía que si no moría de hambre, moriría de frío. No quería buscarme problemas, pero no podía dejarlo allí”.

Gavin llamó a la Asociación Humanitaria Clay County y lo fueron a rescatar en menos de una hora. Después de casi siete meses, UPS explicó la historia en su página de Facebook.

“Hemos esperado varios meses para compartir esta historia con vosotros porque queríamos que la primera foto que vierais de Phoenix fuera la de este adorable perrito reunido de nuevo con el conductor de UPF que le salvó la vida”, escribió la empresa.

Según UPS, Phoenix es ciego de un ojo y completamente sordo. Durante su recuperación, el pobre ha superado una grave desnutrición, una neumonía y se ha curado las orejas, que las tenía congeladas.

Ahora, el Gran Danés pesa 72 kg. Pesaba menos de 31 cuando Crowsley lo encontró, y se está entrenando para ser un perro de terapia. Con la ayuda de su nueva mamá, ahora puede sentarse, ponerse a 4 patas y sacudirse. Su nueva página web, Phoenix Fighters (luchadores por Phoenix), no para de sumar seguidores. Recientemente, Phoenix y su mamá han participado en una recaudación de fondos para una Asociación Humanitaria y para la Sociedad Americana de Cáncer. Su plan, según su página web, es continuar recaudando dinero para todos los perritos que lo necesitan.

Cuando lo encontraron, estaba desnutrido y muy enfermo. ¡Pobre, lo que habrá sufrido! 🙁

o-CROWSLEY-570Pero Crowsley logró que lo vinieran a buscar y lo llevaran al veterinario. ¡Gran recuperación!

o-UPS-570Lo convirtieron en un sano, precioso y educado Gran Danés.

o-DOG-570Podría decirse que le debe su vida al conductor de UPS.

o-PHONEIX-570Y ahora él ayuda a salvar vidas de otros perritos colaborando con asociaciones humanitarias y en recaudaciones de fondos con su mamá adoptiva.

o-PHOENIX-570

Fuente: Huffington Post

¡Cómo cambió el destino de este perrito! La esperanza es lo último que se pierde y ojalá todos los perritos en una situación similar tuviesen tanta suerte como Phoenix. Además, es admirable que un perrito que lo ha pasado tan mal, ahora ayude a salvar a otros perritos en situaciones similares. Es como una cadena de favores.

¡Comparte esta esperanzadora historia con tus amigos! Todo el mundo necesita una segunda oportunidad.

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!
O síguenos en YouTube y disfruta de nuestros mejores videos