Tuvo que dejar su granja para luchar contra el cáncer y un grupo de héroes hizo esto…

¡Qué hermoso gesto de solidaridad! Carl Bates tiene 55 años de edad y vive en Galva, Illinois, Estados Unidos. Padece un cáncer terminal muy agresivo que está afectando varios órganos vitales de su cuerpo, como sus funciones renales y su columna vertebral. Él decidió descansar en su casa junto a su familia y no quiso someterse a tratamientos médicos.

Parecía que la próxima temporada de maíz no sería muy buena ya que su condición no le permitiría atender más su granja.

comunidad-solidaria-con-granjero3

Pero cuando la pequeña comunidad de vecinos se enteró de su enfermedad, se unieron para trabajar como un gran equipo y recogieron su cosecha. Dan, el primo de Carl, fue quien tomó la iniciativa de ayudarlo. Aproximadamente 40 personas prestaron sus camiones y mano de obra para trabajar 182 hectáreas en solamente 10 horas, cuando normalmente se trabajan 32 hectáreas en un día.

comunidad-solidaria-con-granjero1

'

No es algo nuevo que en la comunidad de agricultores se muestren solidarios cuando un granjero está enfermo o sufre un accidente, ellos reconocen la importancia de estar unidos y de brindar su apoyo de forma incondicional al que lo necesite.

Un recolector de granos local, Rumbold y Kuhn, pusieron al servicio de este trabajo 16 camiones para la cosecha. Carl es agricultor desde que era un niño, por el legado de su padre según comentó su hermano Ernie. Lo describe como tranquilo, reservado, exigente y es muy querido por todos los vecinos. Por eso ellos quisieron darle una muestra de cariño y agradecimiento por su amistad.

comunidad-solidaria-con-granjero2

“Es el tipo de persona que siempre lo hace todo por si mismo. Él generalmente no pide ningún tipo de ayuda, pero cuando vio la gran obra que habían hecho sus compañeros, se impresionó y se mostró muy agradecido”

VER TAMBIÉN:  Algunas razones por las que papá es mi mayor fan y el héroe de mi vida

Fue así como lo que pudo ser la peor temporada se convirtió en una cosecha muy abundante. El momento en el que Carl salió a ver a todos es difícil de describirlo, todos coinciden en que se sintieron muy satisfechos de estar allí ayudándolo.

comunidad-solidaria-con-granjero4

Huffingtonpost

Galva es un pequeño pueblo de 2.500 habitantes con una comunidad grandiosa, llena de bondad y dispuesta a ayudar de forma desinteresada, por eso sus habitantes están muy contentos de vivir allí.

Esta es una de esas historias que llegan al corazón y nos dan una lección. ¡Compártela!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

No te pierdas las noticias más inspiradoras, divertidas y curiosas.

Síguenos en Facebook,
¡No te arrepentirás!