Cómo superar y sobreponerse a la adversidad, una gran lección de vida que aprendí de mi padre

En la vida todos pasamos adversidades, ninguno está libre de vivir situaciones difíciles. Suceden y ocurren independientemente de si tenemos control sobre ellas o no y hay dos opciones: podemos permitir que nos derriben o podemos afrontarlas y aprender de ellas. La forma y la actitud con la que decidimos enfrentar las malas experiencias es lo que nos ayuda a progresar.

“Cuando tenía 9 años me enfrenté a un episodio aterrador e imprevisto en mi vida, un asunto que estuvo completamente fuera de mis manos. Esa experiencia me enseñó a comprender muchas cosas y a tener una perspectiva diferente de la vida que no hubiese conseguido de otra forma. Tuve la fortuna de crecer en una familia muy unida, tenía un hermano mayor increíble y unos padres maravillosos. esrafatherEsraa-1993

Mi padre medía 1.86 m y pesaba como 100 kilos, era bastante grande y fuerte y lucía un tatuaje oculto por las mangas de su camisa. Él había superado esa etapa, era calmado y tenía un gran sentido del humor. Tenía muchas cualidades y mucho amor por su familia, siempre procuraba protegernos y mantenernos unidos. tumblrfather

Tumblr

Para mi, mi padre era el mejor hombre del planeta, siempre trabajaba duro, pero también tenía tiempo para conversar o llevarnos al parque. Siempre estaba dispuesto a ir de campamento un fin semana o hacer juntos cualquier deporte. Siempre activos, pero siempre juntos. halbonfather

Halbond HKK

Nos enseñaba cosas a mi y a mi hermano, como por ejemplo reparar cosas en casa así nosotros seriamos capaces de hacerlo en el futuro. Mi hermano y yo practicábamos diferentes deportes y mi padre siempre nos ayudaba a entrenar. Fue nuestro mejor entrenador, con mucha paciencia y amor me enseñaba a lanzar una bola de beisbol correctamente. Siempre tenía una sonrisa. atherbody

Body Mens

Recuerdo que mi padre le decía a mi madre que se sentía cansado pero no sabía por qué. Un día mi padre despertó y había perdido toda sensibilidad en las piernas… mi padre, el que unos meses nos había llevado a Florida, el que corría hacia la tercera base en un grandioso partido de beisbol… ahora no podía caminar. En mi mente de 9 años sólo pensaba: “¿Qué está pasando? ¿Por qué estaba sucediendo esto?” nnnfather

NNNeam

Recuerdo bien el camino al doctor, todos estábamos asustados, callados, sin decir una palabra. Cuando llegamos mi hermano y yo nos sentamos en la sala de espera. Recuerdo haber visto a mis padres a través de una gran ventana de cristal, charlando con el médico, en una oficina pequeña de paredes blancas. townfather

Town Lights

No podía escuchar de lo que hablaban, pero por el rostro de mi madre, me di cuenta que estaba asustada, que algo no estaba bien. Nunca voy a olvidar el momento en que mis padres nos llamaron a esa habitación. Estaban calmados, pero tenían una expresión de inquietud en sus rostros, sabía que no iba a ser una buena noticia. “Mielitis transversa, un trastorno que afecta la médula espinal. Su padre no mejorará, tendrá que usar una silla de ruedas a partir de ahora” nos explicó el médico. Nunca había sentido tantas emociones a la vez, hace una hora yo estaba confundido y ahora estaba aterrado. Estaba furioso. Sólo pensaba: “¡No! No a mi papá. ¿Cómo va a jugar a baloncesto con nosotros? ¿Cómo pondremos las luces de Navidad en casa?”. Tal vez estaba siendo egoísta, pero no me importaba. Cuando mi papá habló el egoísmo se marchó: “¿Mis hijos van a estar bien?” slingerfather

Slinger Ville

Allí estaba, ese hombre fuerte que se acababa de enterar que jamás volvería a caminar, una noticia que destrozaría a cualquiera en todas las formas posibles. Sin embargo, su primer preocupación fue preguntar al médico si su enfermedad era hereditaria y si mi hermano y yo estábamos en peligro. En ese momento, vi en mi padre a un hombre que se preocupaba y amaba a su familia a pesar de él mismo, un hombre que amaba incondicionalmente. Sinceramente, me tomó nueve años darme cuenta de ello, darme cuenta del gran hombre que era mi padre. A pesar de sus circunstancias mi padre quería lo mejor para su familia, por eso fue y siempre será mi héroe. grazzfather

Graspizzabier

Los siguientes meses mi padre estuvo asistiendo a grupos de apoyo para personas con mielitis transversa y para veteranos discapacitados. Dos meses después, mi padre decidió retomar el deporte y compitió en el primer torneo de tenis en silla de ruedas. Terminó siendo el favorito de todos y yo me sentía me sentía el más orgulloso del mundo. tumblrfather2

Tumblr

La vida le dio a mi padre un golpe inesperado y devastador. Pero cuando cayó en cuenta de que contaba con el amor de su familia, pudo mantener siempre una actitud positiva y enfrentar los obstáculos, nunca dejó de ser el hombre que era. A través de las acciones de mi padre, aprendí desde muy joven que somos tan fuertes como la voluntad que tenemos dentro de nosotros. La vida no siempre es justa y tenemos que ser capaces de adaptarnos a las circunstancias de la vida y a tomarlas con buena actitud. wehearfather

@hasmikazibekyan

Tenemos que darnos cuenta que cada mañana la vida nos da una nueva oportunidad de tener una actitud positiva y avanzar. Cuando nos suceden adversidades debemos luchar contra ellas, adaptarnos, superarlas, progresar y seguir adelante. De nosotros depende la forma en que queremos enfrentar los problemas y también de convertir los obstáculos en aprendizaje.”tumblr3

Tumblr

Fuente: Elite Daily

Brandon Highwood ha escrito este artículo sobre sus experiencias personales para Elite Daily, es una importante lección de fortaleza y valentía.

¡No olvides compartir esta conmovedora historia con otras personas!

Más noticias sobre:, , ,
¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!
O síguenos en YouTube y disfruta de nuestros mejores videos

No te pierdas las noticias más inspiradoras, divertidas y curiosas.

Síguenos en Facebook,
¡No te arrepentirás!