¿Sientes que tu vientre va a explotar? Descubre cuáles son las 5 causas de esa inflamación

Quizás te ha pasado que en determinadas ocasiones notas que tu abdomen se infla como un gran globo que sobresale de tu cuerpo, sientes una incomoda presión y sabes que no es la obesidad lo que te afecta pero tienes una sensación desagradable que le hace sentir mal, solo quieres deshacerte de ese bulto, sin mencionar los gases y las molestias que producen esa pesadez.

Si, tú estomago esta hinchado, este es un problema bastante común en mujeres y hombres, algunas personas se han acostumbrado a vivir así, es algo que forma parte de su vida diaria. Numerosos especialistas en medicina opinan que la hinchazón se debe principalmente al exceso de gases que quedan atrapados en el tracto digestivo, esto tiene que ver directamente con malos hábitos alimenticios, por lo tanto, modificar esos hábitos por otros más saludables te ayudarán sentirte bien y evitar la incómoda inflamación en el vientre.

Flickr

Cuando te sientes hinchado el perímetro abdominal es más grande de lo habitual, es posible que sea debido a un trastorno funcional, mientras que la distensión abdominal puede ser causada por un trastorno o enfermedad orgánica.

'

Algunas personas sienten hinchazón inmediatamente después de comer. Puede ser que comas a toda prisa, debido al consumo excesivo de algunos alimentos que producen gases o simplemente tragar demasiado aire, probablemente tengas una digestión lenta, intolerancia a algunos alimentos, también puede ocurrir por algunos medicamentos o por sufrir de estreñimiento. En las mujeres, los cambios hormonales pueden estar acompañados con una sensación de hinchazón.

¿Qué causa que tu vientre se hinche?

Son varias las razones que producen inflamación del vientre, aquí te mencionamos cinco que te pueden ayudar a conocer que esta pasando en tu organismo y buscar la solución a este molesto problema.

VER TAMBIÉN:  Conoce los estilos de cabello que más se llevan esta temporada ¿Te atreves a probar alguno?

1.- Agua

Probablemente eres una de esas personas que olvidan tomar agua o lo dejan pasar porque hace mucho frío, o prefieres evitar que te den ganas de ir al baño porque estas fuera de casa o muy ocupado en el trabajo, entonces te dignas a tomar agua cuando literalmente estas muriendo de sed.

Pixabay

La ingesta insuficiente de agua causa deshidratación, y el hecho de tomar poca cantidad de agua en el día puede ser la causa de numerosos problemas de salud, que solo empeora si la sustituyes por el consumo excesivo de café o alcohol.

Cuando el cuerpo no está hidratado, utiliza los tejidos del cuerpo para compensarlo de alguna manera y se resiente, lo que significa que la hinchazón puede aparecer como resultado de la retención de líquidos. Por lo tanto, trata de beber suficiente agua.

2. Estreñimiento

Pixabay

El estreñimiento ya es bastante molesto, la hinchazón se produce porque los gases permanecen atrapados y aglomerados justo detrás de las heces, no querrán estar ahí por mucho tiempo.

Esto indica que necesitas consumir más alimentos ricos en fibra y agua. Recuerda incorporar la fibra gradualmente en tu dieta, en exceso puede ser contraproducente y solo conseguirás el efecto contrario al deseado. Las frutas, verduras y pan integral son alimentos que debes comer más a menudo. Si no estás acostumbrado a ingerir verduras crudas en ensaladas, incorpóralas poco a poco en pequeñas porciones.

3.- Estrés crónico

Pixabay

Estar bajo tensión constante, agobiado por tantas situaciones que parecen sobrepasar nuestros límites poniendo a prueba nuestra resistencia, son circunstancias que no permiten al sistema digestivo funcionar correctamente, lo que puede causar hinchazón y dolor de estómago.

VER TAMBIÉN:  Las “niñas de las flores” fueron las personas más importantes en esta boda

La solución es liberarte del negativismo, controlar las emociones que te descompensan y pensar que son más las razones buenas y bendiciones que tienes en la vida por las cuales estar agradecido y puedes animarte a seguir adelante y encontrar que la mejor solución a tus problemas no es añadir otro que perjudique tu salud y bienestar, trata de vivir sin que estos abrumen por completo tu existencia.

4.- Comer demasiado rápido

Comer muy rápido, bien sea que la comida está demasiado apetecible, o ese platillo era un antojo que tenías desde hace tiempo, realmente estas hambriento o con prisa, puede llevarte a terminar con la panza hinchada, a causa de la comida parcialmente masticada y acumulación de gases.

GP

Lo mejor es sentarte y disfrutar comiendo de forma saludable masticando bien los alimentos, esto ayuda a tener una buena digestión.

Flickr

5.- Carbohidratos

El consumo excesivo de alimentos ricos en almidón y con alto contenido de azúcar puede contribuir a tener el vientre hinchado, al no digerirse bien provoca que te sientas más pesado de lo normal. Empieza por consumir alimentos deliciosos que sean bajos en carbohidratos.

Flickr

Es importante tomar en cuenta las alergias o intolerancias a ciertos alimentos, estas no pueden pasar desapercibidas, además de la inflamación del vientre ocasiona problemas de salud. Algunas personas sufren de intolerancia a la lactosa o alimentos como el trigo porque contienen gluten. La solución es consultar al médico especialista ya que cada persona requiere una atención personalizada en caso de resultar positiva la prueba de intolerancia.

Healthyfoodhouse

No siempre tener un vientre inflamado es causado por la acumulación de grasas en esta área del cuerpo, hay otras razones por las que tu vientre puede inflamarse, entre ellas algunos medicamentos, cólicos menstruales o alguna enfermedad. Escucha a tu cuerpo y no esperes más para adoptar un estilo de vida con buenos hábitos que mejorarán toda tu figura y especialmente tu salud.

VER TAMBIÉN:  Este padre transformó el dormitorio de sus pequeñas en un verdadero cuento de hadas

¡Comparte esta útil información con tus amigos!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

No te pierdas las noticias más inspiradoras, divertidas y curiosas.

Síguenos en Facebook,
¡No te arrepentirás!