Si Francesca hubiera nacido 2 días antes los médicos no lucharían por salvar su vida

La fe, la esperanza y el amor definitivamente pueden hacer realidad un verdadero milagro. Francesca Bradley-Curran es una bebé que nació en la semana 24… ¡Ella es un milagro!

Nació en abril en el Reino Unido, tan sólo 48 horas después del tiempo establecido como legal para el aborto porque lo consideran como no “viable” debido a la baja tasa de supervivencia.

Sin embargo, Francesca es una prueba de que siempre hay una posibilidad de vida y de que nunca son suficientes los esfuerzos para prestar la atención necesaria y  ayudar a sobrevivir al bebé.

La madre de Francesca, Victoria Bradley, de 37 años y su pareja, Paúl Curran, de 46 años, se sorprendieron al descubrir el embarazo, ya que a ella le habían diagnosticado que nunca podría tener hijos a causa de algunos problemas con sus ovarios.

Estos padres acudieron al hospital cuando estaban en la semana 24 de embarazo porque Victoria presentaba dolores de espalda y de estómago, justo dos días después del “tiempo legal para la suspensión de la gestación”. Los médicos le indicaron que al día siguiente estaría en trabajo de parto. Si Francesca hubiese nacido dos días antes, las posibilidades de supervivencia hubieran sido menores, ya que los médicos probablemente no habrían tratado de salvarla.

Victoria recibió la noticia de que su hija prematura tenía altas probabilidades de morir porque su estado de salud era muy crítico y grave. Pesó 1.1 Kg, sus pies eran del tamaño de una moneda, presentó problemas en su primera respiración, su cuerpo estaba poco desarrollado, su aspecto físico era como un feto, su piel era muy transparente, no tenía cejas ni pestañas, sus ojos aún estaban cerrados y su sangre estaba llena de infecciones. 

VER TAMBIÉN:  Mark Zuckerberg promete donar el 99% de sus acciones de Facebook ¡Descubre sus motivos!

Le informaron a los padres que hora tras hora debían estar con ella porque creían que no podía sobrevivir.

Las enfermeras incluso le dieron como recuerdo a sus padres las diminutas huellas de Francesca. Fue colocada en una máquina de soporte vital de manera inmediata y un equipo de 15 médicos y enfermeras luchó para mantenerla con vida. Tardaron 11 minutos para que ella tomara su primer aliento.

Se sometió a 15 transfusiones de sangre y a 1 cirugía ocular con láser para evitar que se quedara ciega.

Sin embargo “ella era más fuerte cada día y confiamos que algo más iba a pasar” comentó Victoria. Después de 8 semanas ya había logrado estar fuera de la incubadora, fue muy desconcertante para los médicos el avance y la recuperación de Francesca. Fue dada de alta después de la semana 17 y definitivamente es considerado por todos como un milagro.

Actualmente los médicos dicen que ya no es dependiente de los aparatos, medicamentos, cables y oxígeno. Sin embargo, nueve meses después, esta bebé “milagro” ha luchado contra la meningitis, una sepsis y el colapso de sus dos pulmones, desafiando todas las expectativas… ¡Un verdadero milagro de amor!

Victoria tiene un tatuaje de las huellas de los pequeños pies de Francesca en su muñeca para simbolizar la lucha de su hija.

Actualmente los abortos en el Reino Unido son legales antes de la semana 24 de embarazo, después de ese plazo luchan para preservar su vida. Sin embargo, bajo ciertas circunstancias, aún se puede realizar el aborto después de este periodo si existe algún riesgo para la madre o para el bebé.

En el Reino Unido los hospitales no están obligados a intervenir y revivir a los bebés nacidos antes de la semana 24. Una investigación realizada en 2006 indicó que el 19% de los bebés nacidos a las 23 semanas han sobrevivido y ha originado una propuesta para disminuir el límite ya establecido.

VER TAMBIÉN:  Posiblemente la mejor pedida de mano de la historia. ¡Te emocionará!

Sin embargo Francesca es una prueba de que siempre hay una posibilidad de vida y debemos luchar por preservarla.

Dailymail

El año pasado la organización Royal College of Midwives propuso que las mujeres en el Reino Unido pudieran abortar en cualquier momento durante el embarazo, pero los críticos temían que un cambio tan radical en la ley pudiera conducir a terminaciones de embarazos por razones equivocadas.

Este es un tema muy polémico y es muy complicado ver dónde está el límite, pero está claro que si un ser vivo lucha con todas sus fuerzas por sobrevivir, hay que ayudarlo sin dudarlo.

Comparte con tus amigos, el amor representa un milagro que rompe todo pronóstico donde la duda y la falta de esperanza están presentes.

¿Te gustó?

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!