Sayuri, la niña de 17 años que inventó bandejas biodegradables como alternativa al poliestireno

¿Sabías que el poliestireno tarda cientos de años en degradarse? El también llamado unicel tarda de 100 a 300 años en descomponerse, además de que durante su vida útil y su proceso de fabricación despide miles de químicos tóxicos al ambiente.

Es por eso que Sayuri Magnabosco, una chica brasileña de 17 años, decidió hacer algo al respecto. Sus primeras bandejas fueron creadas con los residuos de caña de azúcar que un vendedor local de jugo desechaba y engrudo a base de harina de trigo y azúcar. bandeja.biodegradable-niña-1 Este proyecto le ha dado reconocimiento a nivel internacional, aquí está Sayuri mostrando las insignias que significan un año de trabajo y una vida de amor por la ciencia y el medio ambiente. Ella ha mejorado su proceso de fabricación de las bandejas biodegradables y está trabajando en la creación de un horno solar para disminuir aún más el impacto ambiental de su proyecto.bandeja.biodegradable-niña-2

El bagazo (residuos sólidos de caña de azúcar que desechaba el vendedor de jugos) es rico en fibras que contienen celulosa: el mismo material que le da rigidez a las hojas de papel. Al licuar el bagazo seco Sayuri obtuvo un polvo que al calentarse con el polvo de fibras e caña, liberaba las propiedades aglutinantes del trigo, lo que permite darle forma a las fibras de caña. Los primeros intentos de Sayuri incluyeron secar las bandejas al sol pero la humedad del ambiente sólo permitió que los ingredientes se fermentaran, por lo que comenzó a usar un horno para acelerar el proceso y los resultados fueron geniales.bandeja.biodegradable-niña-3

globo.com

Sayuri ha llamado la atención en todo el mundo e incluso ha salido en los noticieros de su país, aquí puedes ver una entrevista en la que, junto con su mentor, explican el proceso creativo y técnico con el que llegaron a esta sencilla pero innovadora solución.

Estas bandejas no son tóxicas y hasta son comestibles, por si algún despistado animal decidiera comerlas (es un hecho que muchos animales mueran al ingerir productos plásticos como el poliestireno).

Comparte la genial iniciativa de Sayuri con tus amigos y apoyemos este proyecto prometedor.

¿Te gustó?
¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

No te pierdas las noticias más inspiradoras, divertidas y curiosas.

Síguenos en Facebook,
¡No te arrepentirás!