Un Gran Danés salva la vida de su dueña al protegerla de los golpes de su novio

¿Dónde encontramos la ayuda que más necesitamos en el momento preciso? Muchas veces viene de donde menos imaginas. En las situaciones extremas de violencia doméstica, de dolor, de furia y de persecución es sorprendente saber de donde estas valientes y decididas mujeres sacan las fuerzas para seguir adelante.

Esta es la historia que inspiró a muchas otras. La historia de una mujer que obtuvo protección y fuerza del único ser que le demostró amor incondicional en el momento en que más lo necesitaba. ♥ El único ser que la supo valorar, aún cuando ella misma no sabía cómo hacerlo. El único ser que se mantuvo a su lado y que le salvó su vida, su perro. Gracias a su historia, a su extrema situación y a su perseverancia, el Centro Rose Brooks para la violencia se convirtió en el primer refugio de la región en alojar a los miembros peludos de las familias rescatadas. ♥ 

Youtube

Una mujer llamó a la línea de ayuda del centro para informar que su novio la había golpeado, casi hasta el borde de la muerte con un martillo, a ella y a su Gran Danés de 50 Kgs al que ella se negaba a abandonar. El perro salvó su vida colocándose sobre ella durante el ataque y recibiendo la mayoría de los golpes. El perro tenía muchos huesos rotos, incluyendo la cadera y varias costillas. Como ella no iba a dejar atrás a su ángel guardián, el refugio se adaptó. Desde entonces muchos otros animales han llegado al centro, demostrando grandes beneficios terapéuticos para las familias recuperándose de sus sufrimientos. ♥

refugio-violencia-mascotas

'

Estas iniciativas son las que salvan vidas y tienen que ser compartidas para ayudar a más y más personas. La violencia es inaceptable en todo nivel y tiene que desaparecer.

VER TAMBIÉN:  Un niño perdido y solo en un parque necesita ayuda ¿Qué harías tú?
¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

No te pierdas las noticias más inspiradoras, divertidas y curiosas.

Síguenos en Facebook,
¡No te arrepentirás!