Se burlaron de ella llamándole “mono” y es la primera medallista de Ciudad de Dios

Esta joven es un ejemplo para el mundo entero por su perseverancia y voluntad; nos demuestra que no hay sueños imposibles. Su nombre es Rafaela Silva y su camino ha sido muy difícil pero se convirtió en la primera medallista de Ciudad de Dios.

“Nací en una comunidad que no me permitía plantearme muchos objetivos en la vida. Soy de Ciudad de Dios”, dijo poco después de conseguir el oro en judo. Es la primera medalla de oro que obtiene Brasil en los Juegos Olímpicos.

rafaela-silva-medalla-ciudad-de-dios2

La infancia de Rafaela fue una época en la que tuvo que convivir muy de cerca con la violencia, las drogas, y la delincuencia que predomina en las favelas de Ciudad de Dios en la que habitan 38.000 personas.

Desde que Rafaela tenía 7 años sus padres la inscribieron para practicar judo junto a su hermana Raquel en una ONG fundada por el judoca Flavio Canto, ganador de medalla de bronce en Atenas 2004.

rafaela-silva-medalla-ciudad-de-dios6

Fue al Instituto Reaçao y asisten más de 1200 alumnos. Ella ganaba todas las competiciones pero su familia no tenía dinero para pagarle los pasajes y que pudiera asistir a los eventos, así que su profesor usaba su tarjeta de crédito para que pudiera viajar.

rafaela-silva-medalla-ciudad-de-dios4

“Si tienes un sueño, tienes que creer en él”, aseguró esta campeona.

rafaela-silva-medalla-ciudad-de-dios5

Su padre Luiz Carlos, al principio no quería asistir a sus competiciones porque se ponía muy nervioso, pero luego disfrutó junto a su esposa Zenilda los combates de su hija.  Rafaela compró entradas para toda su familia y amigos, la consideran una guerrera y están muy orgullosos de ella y su merecido triunfo.

rafaela-silva-medalla-ciudad-de-dios7

Cuando entró en el centro su entrenador, Gerardo Bernaldes, se percató de que tenía la destreza necesaria para llegar muy lejos y no se equivocó. En el año 2011, cuando tenía 19 años, ganó la medalla de plata en los Juegos Panamericanos derrotando a la gran favorita. Ese mismo año logró el subcampeonato del mundo en París.

Pero en los Juegos Olímpicos de Londres los jueces decidieron descalificarla porque dio un golpe no permitido sobre la húngara Hedvig Karakas. Rafaela lloró desconsolada y fue objeto de muchas críticas.

rafaela-silva-medalla-ciudad-de-dios3

Algunos de sus compatriotas compartieron en las redes sociales mensajes racistas contra ella, “Los macacos deben estar en la jaula”. Rafaela tiene tatuada esta frase: “Solo Dios sabe cuánto sufrí y lo que tuve que hacer para llegar aquí”.

rafaela-silva-medalla-ciudad-de-dios1

NN

Ante los insultos de la gente, ella pensó rendirse y dejar de competir, pero su psicóloga no le permitió abandonar su sueño y con el apoyo de su entrenador y su familia, siguió luchando.

“La mona que debía estar enjaulada es hoy campeona olímpica en casa”, expresó en medio de la emoción de haber ganado la medalla de oro.  ¡Comparte su inspiradora historia! Un enorme aplauso para esta gran luchadora

Más noticias sobre:, , ,
¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!
O síguenos en YouTube y disfruta de nuestros mejores videos

No te pierdas las noticias más inspiradoras, divertidas y curiosas.

Síguenos en Facebook,
¡No te arrepentirás!