El Presidente Obama no pudo evitar las lágrimas al escuchar a Aretha Franklin

Los premios Kennedy Center Honor se llevan a cabo en Estados Unidos desde el año 1978. Es el más alto reconocimiento para cinco artistas escénicos de diferentes disciplinas y se celebra cada año como un tributo por su aporte a la cultura de ese país.

El 29 de diciembre se llevó a cabo la 38 edición del galardón y entre los ganadores figuraron la actriz Rita Moreno, la estrella de Broadway Cicely Tyson, la cantautora Carole King, el cineasta George Lucas y el director de orquesta Seiji Ozawa. Como es tradición, este evento cuenta con la presencia del presidente de Estados Unidos y en este certamen la diva del R&B, Aretha Franklin, participó para deslumbrar a todos y es que ni el Presidente Obama pudo contener las lágrimas mientras disfrutaba del espectáculo junto a la primera dama Michelle Obama.

A sus 73 años de edad demostró que sigue siendo la reina del género y es evidente que pasará a la historia como la más grande gracias a sus mágicas interpretaciones. Ella dedicó un espacio para homenajear a Carole King con una canción.

aretha-franklin-hace-llorar-a-obama2

Apareció en el escenario con un vestido color dorado, se sentó en un piano de cola negro y empezó a cantar y a tocar“You make me feel like, a natural woman”, uno de sus temas más conocidos que compuso junto a Carole King hace más de 47 años.

'

aretha-franklin-hace-llorar-a-obama1

¡Fue un momento muy emotivo! Ella logra que sus canciones lleguen al corazón con su grandiosa voz y la pasión con la que interpreta cada tema. Su legado artístico prevalecerá por siempre, así como este momento en el que el Presidente mostró su lado más sensible.

VER TAMBIÉN:  23 cosas que solamente suceden cuando nuestro cachorrito no quiere hacerse mayor

Vale la pena ver esta escena, no dejes de compartirla con tus amigos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

No te pierdas las noticias más inspiradoras, divertidas y curiosas.

Síguenos en Facebook,
¡No te arrepentirás!