¿Por qué esa persona se fue de tu vida? Su experiencia quizás te ayude a comprenderlo

Cuando mi exnovio de tres años y medio me dijo que ya no estaba enamorado de mí, sentí cómo mi tórax se quebraba en un millón de pedacitos. Casi lo vi romperse, como una muñeca de porcelana estrellándose contra el suelo en cámara lenta.

Creí que jamás volvería a respirar sin él, y por un tiempo prácticamente no lo hice. Sostuve el aliento, dejando de las cosas y la vida pasaran. Nada era lo mismo. Y lo más importante, yo no era la misma.por-que-la-gente-se-va-de-tu-vida

Pero eventualmente aprendía vivir en este nuevo mundo sin oxígeno. Lo afligía, y luego comencé a avanzar en mi vida de nuevo mientras me esforzaba como nunca lo había hecho.

Incluso conocí a alguien nuevo. Estuvimos juntos por un par de meses pero, de nuevo, tuve que decir adiós (esta vez con más gracia que la anterior).

¿Por qué fui capaz de decir adiós tan fácilmente esta vez? Bueno, es porque me percaté de algo muy importante después de leer este pasaje del autor R.M. Drake:

Todas las personas que hemos conocido y todas las personas que conoceremos están destinadas a existir para que nos encontremos. Así ambos podremos intercambiar un par de direcciones que nos guiarán al siguiente lugar al que estamos destinados a llegar.

Y mientras vamos, debemos siempre creer que ésta podría ser nuestra última parada. Que quizá la siguiente persona que conozcamos no tendrá direcciones, que quizá tengan más, que quizá nos ofrezcan algo lo suficientemente hermoso para inspirarnos a quedarnos.”

Este pasaje me dio la profunda lección de que las personas son traídas a nuestras vidas para enseñarnos valiosas lecciones. Pero, como en la escuela, una vez que aprendes todo lo que puedes de un profesor, tienes que decir adiós y seguir con el siguiente.por-que-la-gente-se-va-de-tu-vida1

Cuando alguien ya no puede crecer contigo, él o ella entorpece tu crecimiento. Y cuando ésta persona se va de tu vida es fácil enfocarse solamente en el dolor de su ausencia. Pero si lo miras bien, sabrás que ésta persona se ha ido para tu bien.

Lo vi con mis propios ojos cuando decidí ver a mi ex después de un año de no saber de él. El verlo me hizo percatarme de que en verdad había crecido mucho más que él en todo sentido. De toda mi experiencia sin él hice aprendí una lista de importantes lecciones y valores.

Nombrando unas pocas, aprendí independencia al estar soltera. Aprendí paciencia al salir con alguien que estaba lidiando con sus demonios. Aprendí sobre diferentes culturas al viajar.

Además de todo, de mi rompimiento, aprendí que jamás sabes cuándo aprenderás la última lección de tu compañero, así que deberías apreciar tu tiempo con él mientras lo tienes.

Usé cada día después de que mi relación terminó como un apoyo para seguir adelante, pero en todo este tiempo mi ex siguió exactamente igual. Él no había aprendido nada, era el mismo hombre que el año anterior. Me sentí como Dorothy de El Mago de Oz cuando se topa con el hombre de hojalata suplicando por un poco de aceite mientras estaba atascado en el camino.

De hecho me sentí mal por mi ex, yo había crecido y él… bueno, le crecieron los músculos.

por-que-la-gente-se-va-de-tu-vida2

Me permití aprender de cada error y evolucionar en algo mejor de lo que jamás imaginé. Mi ambición me llevó a 15 países. Tengo sellos en el pasaporte por cada vez que fui herida. Pude no haber ido a ningún lado si hubiera permanecido con mi ex. Él me habría hundido.

Poco después de haber visto a mi ex, otro ex regresó a mi vida en una manera diferente. No tan sorprendentemente, la misma cosa le estaba pasando a él: Él también estaba haciendo exactamente lo mismo que cuando estaba con él. Se había convertido en otro hombre de hojalata atascado en el camino de la vida.

Honestamente, fue bastante sorprendente cómo estos hombres tenían tan poco qué contar desde que estuvimos juntos.

Afortunadamente para mí, estos momentos de reconexión con mis ex me hicieron dar cuenta de que cuando las personas que se van de tu vida no es una especie de castigo (como lo pensaba al principio), sino que simplemente no fueron hechas para ir a donde tú vas en la vida.

Cuando alguien se marcha, no te lo cuestiones porque “el indicado” jamás te dejará. Siempre hay un lugar mejor en la vida que aún no podemos ver.

por-que-la-gente-se-va-de-tu-vida3

Es bueno reflexionar sobre una relación después de que termina, pero a veces los finales realmente no son tu culpa. A veces en verdad es bueno que alguien se marche después de que te enseñaron todo lo que necesitabas saber. No pelees contra alguien que se va: simplemente acéptalo y deja ir a las personas que no están destinadas a quedarse.

No lo pude ver en su momento, pero durante nuestras relaciones, mis ex se convirtieron en un peso muerto para mí. Quizá se convirtieron en humo con todo mi fuego.

Como dejar caer sacos de arena de un globo aerostático, mis ex tenían que irse para que yo pudiera ascender como la persona que estaba destinada a convertirme. Literalmente tuve que enfrentar mi pasado para entender mi presente.

Ahora que miro hacia atrás, nunca fui más agradecida por la agonía temporal en mi vida que me dirigió a mis más grandes placeres.

por-que-la-gente-se-va-de-tu-vida4

Jessica Ariel Wendroff

Después de leer esto, ¿estás listo para decir adiós?

Comparte un poquito de sabiduría, todos tenemos (al menos) un ex que aún recordamos.

Más noticias sobre:, , , ,
¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!
O síguenos en YouTube y disfruta de nuestros mejores videos

No te pierdas las noticias más inspiradoras, divertidas y curiosas.

Síguenos en Facebook,
¡No te arrepentirás!