Niky sobrevivió al cáncer gracias al cariño de su humana ¡Una verdadera lección de amor!

Tener una mascota no es fácil, es cierto, pero siempre son más las partes buenas que las malas. El amor incondicional, la lealtad y la alegría con la que llenan nuestras vidas no se compara con nada del mundo. Es por eso que Susana Montalvo, una de nuestras lectoras, nos comparte su historia con Niky, una adorable perrita que sueró el cáncer gracias al amor de “su humana”.

1. Niky llegó a la vida de Susana con tres tiernos meses de edad. 
Susana1

2. Ninguna de las dos sabía que el futuro no sería miel sobre hojuelas…

Susana2

3. Una simpatía instantánea para demostrar que son mejores amigas 🙂

'

Susana3

4. A Niky siempre le gustó mucho tomar el Sol y jugar afuera.

Susana4

5. Nunca se cansaba de pasear por la calle y disfrutar del aire libre.

Susana14

6. ¡Qué perrita tan simpática y buena! Todos estaban encantados con Niky.

Susana15

7. Cuando Niky tenía 5 años, notaron una pequeña lesión en su pancita (justo donde los perros adoran que les rasquen). En esta fotografía podemos ver a la mamá de Susana con Niky, ¡Sí que era una perrita mimada!

Susana13

8. Preocupados por Niky, le llevaron al veterinario. Ahí le recetaron un medicamento que mejoraría la lesión de Niky…

Susana5

9. Pero lo que sucedió fue todo lo contrario, la lesión creció mucho más rápido. Era un tumor canceroso… De hecho tomar el Sol provocó que el tumor creciera mucho en pocos días.

Susana6

10. ¡Y no dudaron ni un segundo en luchar por la vida de Niky! Tuvieron que practicarle una cirugía para eliminar el tumor que, aunque se veía muy feo, era externo y no dañó los órganos internos.

VER TAMBIÉN:  El homenaje más tierno y emotivo por los 10 años de la muerte de Steve Irwin

Susana11

11. Le pusieron este cono (con el que se ve muy tierna) tuvo complicaciones después de la operación. Las suturas cedieron y se le infectó la herida quirúrgica.

Susana7

12. El  periodo de recuperación de Niky se extendió a tres meses. Tres meses que parecieron eternos.

Susana8

13. Hoy la cicatriz de Niky luce así, ¡No parece que haya tenido problema alguno en el pasado!

Susana10

14. Hoy Niky es una perrita perfectamente normal. Sigue siendo mimada y llena los días de Susana con cariño y alegría.

Susana12

15. Observa la mirada de Niky, llena de amor y agradecimiento. La adversidad, en lugar de destruir el lazo entre Susana y Nicky, ha creado un vínculo inquebrantable.

Susana9

16. A veces, cuando las mascotas se enferman, a muchos se les hace más fácil sacrificarlas y buscar un “reemplazo”. Recuerda la historia de Niky y te convencerás de que siempre vale la pena luchar por la vida. 😉

Susana16

El amor y los grandes esfuerzos y por salvar la vida de Niky ayudaron a que pudiera superar la enfermedad y ahora vuelve a ser feliz junto a su familia. Recordemos siempre que toda vida es valiosa y las recompensas por luchar por la vida de nuestras mascotas muchas veces traen las mejores consecuencias. Gracias de todo corazón a Susana por compartir su historia con nosotros y gracias a todos los dueños responsables que cuidan a sus mascotas como la familia que son.

Si tu también estás a favor de la vida y amas a los animales ¡Comparte esta inspiradora historia!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

No te pierdas las noticias más inspiradoras, divertidas y curiosas.

Síguenos en Facebook,
¡No te arrepentirás!