Este periquito adoptó un huevo de codorniz de la tienda… ¡Y sucedió lo impensable!

Este periquito australiano se llama Pi-chan y adoptó a un huevito de codorniz de la tienda como si fuera suyo. Su dueño sabía que, al ser un huevo comprado en la tienda, no tendría ningún polluelo dentro y se lo dejó, pero después de un tiempo de tiernos cuidados y espero de Pi-chan, sucedió lo imposible: ¡Nació una diminuta codorniz bebé!

No sabemos si fue coincidencia o no. Si me preguntan, creo que Pi-chan sabía que su cariño y calor era necesario para salvar a un polluelito que, de haber terminado en el refrigerador, habría muerto sin duda alguna.

Si Pi-chan y su hija adoptiva te robaron el corazón, comparte ♥

¿Te gustó?
¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

No te pierdas las noticias más inspiradoras, divertidas y curiosas.

Síguenos en Facebook,
¡No te arrepentirás!