Aún sin poder levantarse de la cama, este hombre cumplió la promesa que le hizo a su hija… Una historia de superación personal

Scott Nagy había prometido a su hija que la acompañaría al altar, pero con tan solo 56 años, se puso enfermo y descubrió que se estaba muriendo. Le diagnosticaron un cáncer terminal y desde entonces ha estado luchando con todas sus fuerzas, hasta que fue confinado a una cama. Sin embargo, ni siquiera el hecho de no poder andar le impidió cumplir su sueño y el de su hija de 24 años… 

Obligado por su salud a no levantarse de la cama, Scott cumplió la promesa que le había hecho a su hija.

dying-dadSu lucha contra el cáncer estaba en su última fase, pero tenía muy claro que quería hacerlo.

dying-dad2Así que las enfermeras lo ayudaron a prepararse para el gran día. 😀

dying-dad3Y se ocuparon de que fuera vestido para la ocasión, por supuesto. 🙂

dying-dad4No podía levantarse de la cama del hospital… pero había maneras de esquivar este obstáculo y poder estar presente en la boda de su hija Sarah.

dying-dad5En el hospital se hizo famoso por la ilusión con la que había vivido su objetivo de estar en la iglesia para el gran acontecimiento, y todos le desearon lo mejor.

dying-dad6Un voluntario del equipo médico lo acompañó hasta la Primera Iglesia Evangélica Lutherana en Strongsville, Ohio. Así lo tenía controlado por si le pasaba algo.

dying-dad7Scott llegó a la Iglesia en ambulancia, pero con mucho estilo. 🙂

dying-dad8La boda resultó ser un evento muy emotivo para todos y cada uno de los miembros de la familia.

dying-dad9“Era una promesa que le había hecho a mi hija: que la acompañaría al altar.”

dying-dad10A Scott solo le quedaban algunas semanas, meses como mucho. Pero ahí estaba, acompañando a su querida hija hasta el altar.

dying-dad11Estaba cansado pero eso no le hizo abandonar la sonrisa a lo largo de toda la ceremonia.

dying-dad12Ni impidió la sonrisa de Sarah y su madre, la esposa de Scott, durante todo el día

dying-dad13Aunque también hubo momentos para lágrimas de emoción.

dying-dad14Los doctores no creían que Scott pudiera reunir las fuerzas para asistir a la boda…

dying-dad15… pero con la ayuda del médico y todas las facilidades del hospital, lo logró. 😀

dying-dad16Sarah y su marido se sintieron muy afortunados de tener a Scott entre los invitados, cuando parecía que no podría ser.

dying-dad17Y Scott estaba contentísimo de haber logrado superarse a sí mismo y acudir a la cita, como siempre había querido.

dying-dad18Estamos seguros de que la boda no habría sido igual para Sarah si su papá no hubiese podido venir.

dying-dad19Y de que, después de presenciar uno de los días más importantes de la vida de su hija, lo que le quedaba por delante a Scott se haría un poquito menos duro con los buenos recuerdos que se llevaba con él.

dying-dad21Desde que era pequeña, Sarah había planeado su boda perfecta, como muchas niñas.

dying-dad20Y no podía imaginársela sin su padre.

dying-dad23De manera que el día más feliz de la vida de Sarah, lo fue gracias al esfuerzo de Scott y los médicos que lo hicieron posible.

dying-dad25

Fuente: Cleveland

Es increíble cómo, algunas personas, pueden transformar una tragedia en algo emotivo y tan lleno de sentimiento. La enfermedad de Scott, que solo había traído tristeza y horror a la familia, se convirtió por un día en un reto que Scott superó y en un esfuerzo que su familia agradecía de todo corazón.

Comparte esta preciosa historia con tus amigos. La historia de Scott es un ejemplo para cualquier persona a la que le toque pasar por una situación tan dura.

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!
O síguenos en YouTube y disfruta de nuestros mejores videos