Aún sin poder levantarse de la cama, este hombre cumplió la promesa que le hizo a su hija… Una historia de superación personal

Scott Nagy había prometido a su hija que la acompañaría al altar, pero con tan solo 56 años, se puso enfermo y descubrió que se estaba muriendo. Le diagnosticaron un cáncer terminal y desde entonces ha estado luchando con todas sus fuerzas, hasta que fue confinado a una cama. Sin embargo, ni siquiera el hecho de no poder andar le impidió cumplir su sueño y el de su hija de 24 años… 

Obligado por su salud a no levantarse de la cama, Scott cumplió la promesa que le había hecho a su hija.

dying-dadSu lucha contra el cáncer estaba en su última fase, pero tenía muy claro que quería hacerlo.

dying-dad2Así que las enfermeras lo ayudaron a prepararse para el gran día. 😀

dying-dad3Y se ocuparon de que fuera vestido para la ocasión, por supuesto. 🙂

dying-dad4No podía levantarse de la cama del hospital… pero había maneras de esquivar este obstáculo y poder estar presente en la boda de su hija Sarah.

dying-dad5En el hospital se hizo famoso por la ilusión con la que había vivido su objetivo de estar en la iglesia para el gran acontecimiento, y todos le desearon lo mejor.

dying-dad6Un voluntario del equipo médico lo acompañó hasta la Primera Iglesia Evangélica Lutherana en Strongsville, Ohio. Así lo tenía controlado por si le pasaba algo.

dying-dad7Scott llegó a la Iglesia en ambulancia, pero con mucho estilo. 🙂

dying-dad8La boda resultó ser un evento muy emotivo para todos y cada uno de los miembros de la familia.

dying-dad9“Era una promesa que le había hecho a mi hija: que la acompañaría al altar.”

VER TAMBIÉN:  La emotiva historia de Ryan, el niño de 7 años que pesaba 3 Kg antes de ser adoptado

dying-dad10A Scott solo le quedaban algunas semanas, meses como mucho. Pero ahí estaba, acompañando a su querida hija hasta el altar.

dying-dad11Estaba cansado pero eso no le hizo abandonar la sonrisa a lo largo de toda la ceremonia.

dying-dad12Ni impidió la sonrisa de Sarah y su madre, la esposa de Scott, durante todo el día

dying-dad13Aunque también hubo momentos para lágrimas de emoción.

dying-dad14Los doctores no creían que Scott pudiera reunir las fuerzas para asistir a la boda…

dying-dad15… pero con la ayuda del médico y todas las facilidades del hospital, lo logró. 😀

dying-dad16Sarah y su marido se sintieron muy afortunados de tener a Scott entre los invitados, cuando parecía que no podría ser.

dying-dad17Y Scott estaba contentísimo de haber logrado superarse a sí mismo y acudir a la cita, como siempre había querido.

dying-dad18Estamos seguros de que la boda no habría sido igual para Sarah si su papá no hubiese podido venir.

dying-dad19Y de que, después de presenciar uno de los días más importantes de la vida de su hija, lo que le quedaba por delante a Scott se haría un poquito menos duro con los buenos recuerdos que se llevaba con él.

dying-dad21Desde que era pequeña, Sarah había planeado su boda perfecta, como muchas niñas.

dying-dad20Y no podía imaginársela sin su padre.

dying-dad23De manera que el día más feliz de la vida de Sarah, lo fue gracias al esfuerzo de Scott y los médicos que lo hicieron posible.

dying-dad25

Fuente: Cleveland

Es increíble cómo, algunas personas, pueden transformar una tragedia en algo emotivo y tan lleno de sentimiento. La enfermedad de Scott, que solo había traído tristeza y horror a la familia, se convirtió por un día en un reto que Scott superó y en un esfuerzo que su familia agradecía de todo corazón.

VER TAMBIÉN:  Este es el video que ha robado el corazón de millones de personas ¡Tienes que verlo!

Comparte esta preciosa historia con tus amigos. La historia de Scott es un ejemplo para cualquier persona a la que le toque pasar por una situación tan dura.

¿Te gustó?

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!