Recibir una multa de tránsito nunca fue tan agradable… ¡Yo quiero una de esas!

En un día agitado, lo último que necesitamos en una multa de tráfico por algo tan simple como estacionar en un sitio no autorizado o no poner suficientes monedas en el parquímetro. Estas personas tendrán reacciones auténticas al recibir sus multas de tráfico, pero lo mejor es cuando descubren que su multa no es tal… Si así van las cosas, ¡Yo también quiero que me multen!

Comparte la buena vibra con tus seres queridos, ¡Comparte este video!

Más noticias sobre:,

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!
O síguenos en YouTube y disfruta de nuestros mejores videos