Ella no sabe quién es el padre de sus gemelos gracias a un error de la clínica de fertilidad

La planificación de traer al mundo un bebé debe hacerse con responsabilidad procurando ofrecerle las mejores condiciones. Sin embargo, cuando la procreación, aunque es de común acuerdo, se torna un poco complicada muchas familias acuden a buscar ayuda profesional en clínicas de fertilidad.

Pero… ¿Qué pasa cuando esos profesionales se equivocan y resulta que el bebé no es del padre que se pensaba?

Esto fue lo que le pasó a esta mujer que demandó a un instituto de fertilidad porque cometieron un grave error en la selección del esperma usado para la fecundación. Sus hijos gemelos son de un desconocido y no de su pareja… ¡Qué negligencia!

Thepublicspeakingblog

La historia comienza cuando años atrás ella buscó ayuda en el Instituto Canario de Infertilidad (ICI), en compañía de quien fuera su marido en ese momento, para estudiar las alternativas existentes para concebir, considerando que estaban ante una vasectomía, lo que definitivamente les impedía tener hijos de forma natural.

Esta pareja definitivamente se sometió a una técnica de reproducción asistida cuando cumplieron todos los requisitos. El 22 de marzo del 2007, en el ICI transfirieron a la madre dos embriones por fecundación in vitro. 

Finalmente tuvo gemelos, una niña y un niño. (La imagen es solamente referencial)

ser padres

Pero 2 años después, la relación amorosa de esta pareja terminó y la madre demandó al padre por la manutención de los niños. Ella no lo esperaba, pero él dudaba de la paternidad de los pequeños y decidió someterse a una prueba de ADN para aclarar por qué el grupo sanguíneo no coincidía con ninguno de los supuestos progenitores.

VER TAMBIÉN:  ¡Tú eres la pieza que falta! Cada vez que alguien vea este video, ayudará en una buena causa

Para sorpresa de todos los resultados confirmaron la duda del padre… ¡Los gemelos no eran sus hijos!

Health

Ante esta inesperada situación la madre decide demandar a la Clínica por grave el error cometido en la fecundación, era más que evidente que el esperma que usaron era de un hombre desconocido. En este proceso judicial la clínica con intención de quedar libre de responsabilidad alegó que la demandante pudo haber mantenido relaciones sexuales con otra persona.

Sin embargo el tribunal no encontró ninguna lógica en el planteamiento de que una mujer de 31 años siendo madre, con antecedentes de un divorcio, un aborto, sin problemas de fertilidad y que manifestó el deseo de tener hijos en común con su pareja haya mantenido relaciones con otra persona.

Era descabellado pensar, que ella en tratamiento hormonal y en 72 horas previas o posteriores al proceso de la fecundación haya tenido una relación sexual con coito completo y eyaculación sin usar ningún método anticonceptivo asumiendo el riesgo de embarazo y el de contraer una enfermedad de transmisión sexual.

Health / Zumby

La clínica tendrá que indemnizar con 315.000 euros a esta madre y a sus dos hijos, quedando confirmada la sentencia del Tribunal Supremo emitida por la Audiencia Provincial de Las Palmas en mayo de 2016, que declaró como una actuación negligente en el control de identificación y trazabilidad del material reproductivo con el que fue fertilizada esta madre.

Sin lugar a dudas es un error cuya responsabilidad debe asumir la clínica y tomar las acciones correspondientes para evitar que se repitan, se trata de procesos relacionados con la vida, sentimientos, planificación familiar y que puede traer consecuencias muy graves.

VER TAMBIÉN:  ¡Increíbles obras de arte pintadas con Neumáticos de bicicletas! No puedes perderte esta maravilla

Comparte con tus amigos, es muy conveniente en procesos tan delicados verificar siempre los antecedentes de cada entidad para tomar la mejor decisión en base a la experiencia que nos garantice la mayor seguridad y confianza.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

No te pierdas las noticias más inspiradoras, divertidas y curiosas.

Síguenos en Facebook,
¡No te arrepentirás!