Muchos se burlaron de la condición de su bebé, pero un ángel anónimo apareció para ayudarlo

El protagonista de esta historia se llama Brody, es un precioso bebé que nació con labio leporino, vive en Omaha, Nebraska. Su madre, Sara Heller de 26 años, lo amaba incondicionalmente y siempre compartía fotos de su pequeño en su perfil de Instagram. Puedes visitarlo aquí.

Ella y su esposo decidieron inundar sus redes con fotografías se su hijo para crear consciencia sobre esta afección y que la gente pudiera verlo con naturalidad aunque su apariencia luciera diferente.

Pero como era de esperarse, a veces en las redes sociales las personas más crueles se hacen presentes con comentarios negativos y discriminatorios y eso fue lo que algunos hicieron en las fotos Brody.

Sara intentó enfrentar esto de la mejor manera pero se le hacía difícil recibir tantas críticas para su pequeño angelito que solamente tenía una condición especial.

'

Una noche decidió salir a cenar con su esposo, Chris Eidam, y mientras estaban en el restaurante ella rompió a llorar desconsoladamente, necesitaba expresar el dolor que le causaba la insensibilidad de esas personas que se burlaban de su bebé.

En ese momento, recibió la mejor sorpresa de su vida, era un cheque acompañado de una nota que decía “Para su maravilloso bebé”.

¡Grandioso! Alguien anónimo quiso ayudar a Brody y gracias a ese dinero pudo ser sometido a la cirugía que necesitaba. El cheque era por mil dólares.

Ella amaba plenamente a su hijo y le causaba indignación que los seres humanos no fueran capaces de respetar y comprender la condición de un niño indefenso.

Los padres de Brody, se enteraron en la semana 24 de embarazo, que padecía labio leporino y paladar hendido bilateral decidieron compartir su historia para crear consciencia sobre su enfermedad.

VER TAMBIÉN:  La emotiva historia de Emily, una niña de 7 años que venció el cáncer gracias al virus del VIH

Y les tocó enfrentarse al lado más cruel de los seres humanos, pero también conocieron la nobleza y solidaridad de alguien que quiso ayudarlos.

“Ser madre de Brody me ha enseñado que sí hay gente que se preocupa por el dolor del otro. Muchas personas que no conozco se solidarizan con su historia y rezan por él”.

Sus padres han querido ser promotores del respeto, de la igualdad, defender a los niños que no tienen voz. Desde que se enteraron de su condición lo amaron sin condiciones.

El pasado 03 de enero Brody fue operado, y está recuperándose poco a poco, la alimentación sigue siendo un desafío porque debe ser alimentado a través de un tuvo gastrointestinal conocido también como sonda de gastronomía para recibir los nutrientes que necesita.

Cuando cumpla entre nueve y doce meses de edad necesitará ser operado de nuevo para reparar su paladar.

dailymail.co.uk

Ya está casi recuperado y sonríe tan feliz como siempre, el regalo de aquel desconocido le devolvió la esperanza a Sara.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

No te pierdas las noticias más inspiradoras, divertidas y curiosas.

Síguenos en Facebook,
¡No te arrepentirás!