El mensaje de Sophie para su hija es una lección importante para todo el mundo

Ella es Sophie Joyce, una madre británica de solo 22 años y es tan ejemplar que quiere hacerle saber a su pequeña hija y al mundo entero que aunque tenga una condición especial, sigue siendo hermosa y que la verdadera belleza es la del alma. La pequeña Poppy tiene 6 meses y su mamá quiere asegurarse que crezca con estima y seguridad en ella misma, que la apariencia de su rostro no le impida sentirse una mujer plena y linda.

bebe-sindrome-treacher-collins

Todo esto es porque Poppy Whelan padece Síndrome de Treacher-Collins, te explico un poco de que se trata: el Síndrome de Treacher-Collins es causado por la mutación de algunos genes, afecta la formación de la estructura ósea de la mandíbula, del cráneo y de los pómulos, así como la de las orejas y del paladar, causando alteraciones en el sistema respiratorio.

En el  rostro de Poppy no están definidos sus pómulos, tampoco sus orejas y presenta rasgos distintos a los parámetros normales.

Mama-hija

'

Su mamá Sophie está luchando contra aquellos que hacen comentarios negativos, imprudentes y lejos de tener empatía y solidaridad que hieren su corazón. Así que en contraste a todo esto ella le transmite mensajes positivos a su pequeñita.

bebeIncluso para que a medida que vaya creciendo y se enfrente a ciertas discriminaciones esté preparada, fuerte y con confianza ella misma. Sophie manifestó: “Quiero que sepa que es peor tener una personalidad horrible que tener un rostro distinto”.

Considero que es necesario y urgente promover el valor de la igualdad, el respeto, acabar con los prejuicios y que finalmente todos los seres humanos sepan que una condición especial no hace inferior a nadie y que lo que verdaderamente importa es invisible a los ojos.

VER TAMBIÉN:  Esta adorable niña aprende nuevos pasos de baile de su conejito de Pascua ¡Tienes que verla!

Mama-hija---

Dailymail

Me parece que el trabajo de Sophie, a pesar de su corta edad, es maravilloso y admirable. Su fortaleza y amor desmedido por su hijita hace que la pequeña crezca en medio de ese cariño y confianza que seguro que la ayudará a sentirse bien. Ella está poniendo todo de su parte, el resto queda en manos de la sociedad; que se sensibilice y haya más sonrisas y menos juicios, más solidaridad y menos discriminación.

Si estás de acuerdo, por favor no dejes de compartir su historia. Todos necesitamos una lección como esta.

¿Te gustó?
Etiquetas:, ,

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

No te pierdas las noticias más inspiradoras, divertidas y curiosas.

Síguenos en Facebook,
¡No te arrepentirás!