Una mamá crea algo maravilloso para alegrar a las niñas que sufren cáncer

Holly Christensen es madre de 3 niños y es ex enfermera de oncología. Teje con ganchos y lana pelucas para niñas que se enfrentan al cáncer y pierden el cabello por las quimioterapias. Esta idea la sacó después de que a Lily, la hija de dos años de su amiga, le diagnosticaran Linfoma. Ella le tejió una peluca de su princesa favorita de Disney para darle un poco de alegría.

pelucas princesas 1

“Sabiendo lo difícil que sería para ella perder sus cabellos dorados, le hice la peluca de Rapunzel” mencionó Holly

pelucas princesas 2

“Estoy inundada de respuestas de madres por toda la nación que quieren que les haga pelucas para sus hijas con cáncer”

'

pelucas princesas 3

Lo hago para traerles un poco de magia y ánimo en estos momentos tan duros” 

pelucas princesas 4

Holly ha publicado instrucciones de cómo hacer estas pelucas para niños que las necesitan

pelucas princesas 5

pelucas princesas 6

La peluca de Jazmín es un diseño genial, aunque fue hecho por otra persona

pelucas princesas 7

Las pelucas de Holly son hechas de gorros de punto y “suave estambre para bebés”

pelucas princesas 8

La quimioterapia deja su piel delicada y sensible y como las pelucas están hechas de suave lana, les ayuda mucho

pelucas princesas 9

Puedes contribuir haciendo una peluca, solo sigue las instrucciones en Wig-Making.

pelucas princesas 10

Si no eres bueno con las manualidades, puedes hacer donaciones en Magic Yarn Project.

pelucas princesas 11

Facebook

¡Qué maravillosa e ingeniosa idea! Holly ayudó mucho a la pequeña Lily y gracias a su iniciativa, está ayudando a niñas en todo el mundo. Gracias y mil gracias por ese corazón tan enorme <3

Comparte esta maravillosa idea en tus redes sociales ¡Debemos ayudarnos entre todos! 🙂

VER TAMBIÉN:  ¿Por qué Adele partió en dos el último Grammy que recibió?
¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

No te pierdas las noticias más inspiradoras, divertidas y curiosas.

Síguenos en Facebook,
¡No te arrepentirás!