Una madre se reúne con su hija 50 años después de que le dijeran que había muerto al nacer

Esta es la historia de Melanie Diane Gilmore, una mujer con discapacidad auditiva que conoció a su mamá por primera vez a los 50 años de edad. Su madre es la conocida cantante de gospel estadounidense Zella Price. Ellas estuvieron separadas todo este tiempo porque cuando la pequeña nació en el Hospital Homer G. Phillips le dijeron a su madre que su hija había muerto. ❗ Ahora, 50 años después, se han podido reunir gracias a internet y a una prueba de ADN. ♥

Youtube

Zella tiene 76 años y aunque le duele la separación, está agradecida con Dios por “devolverle a su bebé”. 🙂
madre-hija-reunion-50-añosLas dos se encontraron en la casa de Zella después de que Melanie conociera a su hermano, quien la fue a buscar al aeropuerto para llevarla con su mamá. Melanie fue hasta San Luis con sus dos hijos, quienes fueron los responsables de encontrar a su abuela. Ellos querían encontrar a sus abuelos biológicos como regalo para su madre y descubrieron esta enternecedora historia. Al encontrarse por primera vez, Melanie y su madre Zella se abrazaron y las lágrimas de alegría llenaron su rostro. ♥

madre-hija-separadas-50-años

El vínculo entre madre e hija surgió inmediatamente y el amor que sintieron la una por la otra fue casi instantáneo al poder estar juntas por fin. ♥
madre-hija-reencuentro-50-añosAmbas quieren recuperar el tiempo perdido, por eso Melanie planea mudarse a San Luis para estar más cerca de su nueva familia. Sin embargo, a pesar de su felicidad, están decididas a realizar todas los pasos pertinentes para descubrir la verdad de lo que sucedió 50 años atrás. Muchas madres de San Luis al oír su historia han declarado que temen que sus hijos también se hayan perdido en las mismas extrañas circunstancias. 🙁

Comparte este maravilloso reencuentro entre madre e hija y recuerda, si puedes mándalo también a tu mamá, le encantará. 😉

¿Te gustó?
¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

No te pierdas las noticias más inspiradoras, divertidas y curiosas.

Síguenos en Facebook,
¡No te arrepentirás!