Lo que madre e hija pueden hacer juntas es fascinante ¡Te dejarán sin aliento!

La equilibrista Gaukhar Akhmetova-Atherton hace increíbles acrobacias durante el show en el Cirque Du Soleil, pero estas maravillosas piruetas no terminan cuando la carpa del circo se cierra. Gaukhar lleva todo el espectáculo a su casa para el deleite de su propia familia. En las siguientes imágenes se muestra cómo realiza un duro entrenamiento junto a su hija. Es por ello que su cuenta de Instagram ha podido llegar a tener éxito rápidamente con más de 86.000 seguidores. ¡WOW!

Sin duda es un ejemplo a seguir ya que realiza sus sueños y duros entrenamientos sin descuidar su vida familiar 🙂

Desafían los límites de la física con posiciones increíbles  

ACROBATA 2

Es increíble como su hija ayuda a guardar el equilibrio, adaptándose a las posturas de mamá

'

ACROBATA 4

¡Wooow! 😯

ACROBATA1

Madre e hija compartiendo juntas una misma pasión  🙂

ACROBATA3

Demuestra su amor por el circo dedicándose con esmero a sus entrenamientos

ACROBATA5

Le inculca a su hija buenos principios con cultura deportiva. 🙂

ACROBATA6

Ser madre, equilibrista y esposa no debe ser tarea fácil. (Me encantó la cara de la bebé del fondo) 😀

ACROBATA7

Mira quién ya es toda una pequeña estrella ¡Aprendió de la mejor!

ACROBATA8

Es impresionante el equilibrio y técnica que tienen Gaukhar y su pequeña hija

ACROBATA9

Tal vez en un futuro la aprendiz supere a la maestra…  😯

ACROBATA10

Instagram

Es increíble lo bien que trabajan juntas, además refuerzan su lazo familiar. Gaukhar es un claro ejemplo de que sí se puede hacer cualquier cosa que nos propongamos sin descuidar lo más importante… ¡la familia!

No te quedes con toda esa emoción, comparte esta nota y no olvides visitar la página de Instagram de Gaukhar 😉

VER TAMBIÉN:  Te prometo que verás los tatuajes de una forma muy distinta después de este vídeo
¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

No te pierdas las noticias más inspiradoras, divertidas y curiosas.

Síguenos en Facebook,
¡No te arrepentirás!