Lo que ella pensó que era algo malo en su embarazo, resultó ser una gran sorpresa

Decir “abrumada” es poco para explicar el sentimiento cuando Oakley descubrió que su bebé recién nacido Walles tenía Síndrome de Down. Ella tenía muchas dudas, muchos miedos, inseguridades y un duelo muy grande por el bebé perfecto que se había imaginado.

No era genético, ni fue por su culpa durante el embarazo, simplemente fue un golpe de suerte. Pero al ver crecer a su hijo, también creció su fuerza y positivismo por la condición de su bebé, esto sumado al amor puro que solo una madre puede sentir cambiaron su vida y la de su familia para siempre.

Ella entendió que lo que su hijo trajo a su vida no fue un problema ni una enfermedad, fueron miles de sorpresas, alegrías y pequeños logros cada día.
Ella ahora se ha dedicado a ser “una voz” para su pequeño y tantos otros como él que vienen a este mundo con un cromosoma extra, exclusivamente para dar toneladas extra de amor sin igual en su blog “Nothing Down About it” (Algo así como No es menos, es Down.) Te invito a ver este corto video sobre cómo fue su experiencia, eso si, prepárate porque es imposible no llorar.

El pequeño Welles ha llenado su familia de amor y alegría de formas que nunca se hubieran imaginado.

nada-malo-down-1

Oakley quiere que todas las mamás tengan en su blog un lugar donde recurrir para sentir apoyo y compartir sus experiencias.

nada-malo-down-3

Los niños como Welles son la muestra de que el amor más puro está en nosotros.

nada-malo-down-2

Nothing Down About it

Comparte esta inspiradora historia, ya es hora que todos sepan que no es menos, es Down.

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!
O síguenos en YouTube y disfruta de nuestros mejores videos

No te pierdas las noticias más inspiradoras, divertidas y curiosas.

Síguenos en Facebook,
¡No te arrepentirás!