La vida de este bebé prematuro de 5 meses y 0,45 Kg es un grandioso milagro

El nacimiento de un bebé es un momento de alegría y es lo más esperado para una familia. Pero desgraciadamente en algunos casos las cosas se complican y el nacimiento se convierte en un momento de miedo y nos aferramos a la esperanza. Lo que explicaré en esta nota es una de esas historias.

Su nombre es Lenny Harrison y su vida es una prueba de que si existe esperanza, pueden suceder grandes cosas. Él es un ejemplo de que la fe puede ir en contra de todo pronóstico. Para su madre Shelly su embarazo de 24 semanas marchaba con normalidad, hasta que un día su esposo Dean tuvo que llevarla al hospital porque sentía un intenso dolor de espalda.

Jamás imaginaron que al examinarla, los médicos dirían que la solución era dar a luz sabiendo que existía un alto riesgo de que las cosas no salieran bien.

bebe-prematuro Era un poco más de la mitad del tiempo que necesita un bebé para estar preparado pero su peso y sus órganos no estaban listos.

Bebe-prematuro

'

Finalmente, no había opción que asumir el riesgo y ellos nunca perdieron la esperanza. Su padre comentó que verlo por primera vez le causaba mucho temor.

Sabía que era muy prematuro y temía por el estado de desarrollo en el que iba a encontrar a su hijo y que le causara mucha impresión. El pronóstico no era bueno.

Bebe-prematuro-

Y así fue, era impactante, afirmó: “Cuando lo miré por primera vez, él era extremadamente pequeño y su piel era transparente. Estaba cubierto de pelo blanco”.

Era un bebé de 0,45 Kg de peso conectado a máquinas que asistían su respiración muy frágil; cabía en la palma de una mano. Pero la fe seguía latiendo en el corazón de sus padres y dando vida al de Lenny.

VER TAMBIÉN:  El amor de este padre discapacitado y su bebé es mayor que cualquier impedimento físico ♥

bebe-prematudo

Su papá decidió hacer un diario fotográfico para mostrar a todos sus seres queridos la evolución de su pequeño y así con inyecciones de optimismo se hacían fuertes.

Bebe--prematuro

Lenny mostraba una mejora a pasos lentos pero firmes. Cuando cumplió seis semanas los médicos les dijeron que era el momento de abrazar a su hijo por primera vez.

Bebe---prematuro

“Nunca olvidaremos ese momento. Fue increíble”, expresaron sus padres.

Bebe-prematuro-mama

En medio de procesos establecidos por los médicos, transfusiones sanguíneas y hasta una cirugía láser en sus ojos, el pequeño campeón luchaba por sobrevivir. Sus padres le transmitían fe y fortaleza.

bebe-recien-nacido

¡Su ropa dice la verdad, él es un pequeño milagro!

Bebe-prematuro-hospital

No fue fácil. Fueron meses de angustia, de cansancio, de ansiedad por estar en contacto con su bebé pero hicieron frente a todo eso con esperanza y amor.

Bebe-prematuro-papá

Al cumplir cien días recibieron una grandiosa noticia: Lenny estaba listo para irse a casa. ¡El campeón ganó la batalla!

Bebe-prematuro-familia

Esa fue la mejor noticia que recibieron en su vida, no podía haber más alegría y emoción en sus corazones.

bebes“Fue fantástico cuando lo llevamos a casa. Es un pequeño luchador pero sabemos que no habría sido posible sin la gran ayuda de los doctores y enfermeras. Estamos muy agradecidos”.

Bebe-mama“Él ha llegado a completar nuestras vidas y le agradecemos a Dios cada día por lo bien que está”.

Bebe-prematuro-recuperado

Esta familia ha tenido un año de felicidad, de darle todos los abrazos y besos pendientes a su pequeño, de disfrutar cada segundo y agradecer la vida de Lenny, que es una muestra de que los grandes milagros vienen en presentaciones muy pequeñas.

Bebe-familia--

DailyMail

VER TAMBIÉN:  Si pudieras pedir cualquier cosa, ¿qué pedirías? Lo que ellos respondieron te cambiará

Creo que su diario de fotos será un tesoro que cuando sea mayor guardará con mucho cariño como símbolo de la batalla que luchó y ganó. Cuando abrió sus ojitos al mundo tuvo que enfrentar muchas adversidades, solamente el amor de sus padres y del equipo médico que lo atendió pudo cambiarlo todo. Él vino al mundo con una misión especial: mostrarle a todos que los milagros existen.

Siempre estará orgulloso de sus padres que se mantuvieron firmes en la tormenta y con convicción de que saldría el Sol para ellos.

El pequeño Lenny ya hizo la mayor parte para dar una lección a todos ¡Ahora la tuya es compartir su historia!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

No te pierdas las noticias más inspiradoras, divertidas y curiosas.

Síguenos en Facebook,
¡No te arrepentirás!