La increíble historia de Elena, una madre que tardó 38 días para tener a sus trillizas

La historia comenzó en abril del 2015, en Dnipro, ciudad de Ucrania, cuando la ambulancia llevó al hospital a Elena Sedova, una joven embarazada de 25 semanas que sentía dolores y malestares típicos de su condición, aunque con un gran intensidad y durante varios días.

Cuando los doctores examinaron a la joven comprendieron por qué el embarazo se estaba adelantando. Elena estaba embarazada de trillizos y dos de ellos estaban empujando al tercero para nacer.

Los profesionales prepararon a la joven para el parto y la primera bebé nació, Likeriya. Estaba muy débil y pesaba sólo 900 gramos, por lo que fue colocada inmediatamente en una incubadora. El equipo médico sabía que los siguientes bebés nacerían con intervalos de una o dos horas, pero nunca habían experimentado lo que estaba por suceder.

Elena llegó al hospital con dolores típicos de parto.

Ese día nació Likeriya, era tan pequeña que pesaba apenas 900 gramos.

Los exámenes mostraron que las otras dos bebés eran muy pequeñas y que no tenían muchas posibilidades de sobrevivir, y debido a que el nacimiento se retrasaba, los doctores decidieron no continuar con el labor del parto.

De esta manera, ese día nació la pequeña Likeriya y Elena permaneció internada, sin poder ver a su bebé recién nacida, ya que los doctores temían por la salud de ella y de todas las bebés.

Pasaron tres semanas en las que los doctores monitoreaban a Elena y a sus bebés, realizando consultas con especialistas de todo el mundo, puesto que nunca habían visto o conocido de un caso similar.

Mientras que Elena continuaba embarazada de dos de sus trillizas, Likeriya comenzó a ganar peso y mostrarse estable.

VER TAMBIÉN:  ¡Sus acrobacias te dejarán con la boca abierta! el mejor acto de equilibrio que he visto

Cuando estuvo mejor Elena pudo sostener a su pequeña hija en brazos.

Elena estaba feliz de poder estar con su hija, pero aún nadie sabía cuándo iban a nacer las otras dos bebés.

A los 38 días del nacimiento de la primera bebé, Elena comenzó a sentirse débil y los nervios comenzaron a afectar su salud, por lo que los doctores decidieron inducir el parto de las otras dos bebés.

El nacimiento de Stefania y Zlata fue un éxito, y la madre de las trillizas finalmente pudo reunir a sus tres hijas y abrazarlas por primera vez.

 Stefania y Zlata nacieron más de un mes después que su hermana

Elena finalmente pudo disfrutar de sus tres hijas

Las niñas crecen sanas y se convirtieron en todo un caso científico

Youtube

Hoy, a casi dos años de su nacimiento, las famosas trillizas gozan de una excelente salud y su fama continúa, ya que se convirtieron en un caso excepcional de la ciencia.

¡Comparte su increíble historia con todos tus amigos, nunca debemos perder la esperanza!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

No te pierdas las noticias más inspiradoras, divertidas y curiosas.

Síguenos en Facebook,
¡No te arrepentirás!