Una joven de 14 años se enfrentó a los parientes que la maltrataron y encadenaron en un sótano

Qué triste conocer historias así, familias donde la violencia se hace presente y algunos son capaces de atentar contra la vida de alguien de su propia sangre. Esta joven de 14 años logró escapar de un sótano en el que supuestamente estaba detenida por dos parientes.

Timothy Ciboro  y su hijo Esten la mantuvieron ahí secuestrada, encadenada y esposada mientras abusaban de ella sexualmente en varias ocasiones.

Timothy es su padrastro, y su hijo ahora enfrentan cargos ante la justicia por sus delitos. La niña está recibiendo apoyo psicológico y también el de un perro de servicio que le brinda consuelo y logra calmar su ansiedad cuando alcanza niveles críticos.

Los dos hombres niegan haberla secuestrado y violado, después que la niña declaró que había sido encadenada por el tobillo en una columna de la habitación, sin iluminación y durante largos períodos de tiempo en los que recibió abusos físicos y mentales.

Hasta que finalmente pudo escapar utilizando una llave de repuesto que encontró, la policía encontró grilletes en el sótano junto a un cubo que la niña utilizaba como inodoro.

De acuerdo a información suministrada a las autoridades, la pequeña vivía junto a ellos y dos de sus hermanos mientras su madre residía en Las Vegas.

La niña confesó que ella era la que recibía el peor trato, en una oportunidad cuando mojó la cama fue azotada, castigada y encerrada en el cuarto de baño para luego secuestrarla en el sótano.

Para combatir este tipo de maltrato siempre debemos denunciarlo ante las autoridades, es la única forma de que se haga justicia y los agresores puedan pagar por sus delitos tras las rejas.

VER TAMBIÉN:  Niño de 3 años con enfermedad terminal es objeto del meme más cruel de internet ¡Qué injusto!

metro.uk

Todos tenemos que alzar la voz contra la violencia, ¡compártelo!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

No te pierdas las noticias más inspiradoras, divertidas y curiosas.

Síguenos en Facebook,
¡No te arrepentirás!