Increíble lección que dos niños le dan a su comunidad, ¡Esto me abrió los ojos!

La historia que te voy a contar hoy es breve pero poderosa. Se trata de dos pequeños niños, Joel y Ainara, que conmovieron a todos los adultos al recordarles con sus acciones (y no sólo con palabras, como muchos adultos suelen hacer) que toda vida es valiosa y merece amor y compasión.

Todo comenzó en un edificio de departamentos de una de tantas ciudades, llenas de personas apresuradas y días ajetreados.

minneapolis-14043_640Un día un pequeño intruso llegó al edificio, cosa que a algunos no agradó. Entonces el administrador puso un aviso que decía lo siguiente:

“Muy importante: Se ha detectado la presencia de un gato en el garage del edificio y que alguien está dándole de comer. Se ha avisado para que intenten sacarlo del garaje y se ruega que no le den comida. Gracias, El administrador”

cay

Entonces dos pequeños héroes escribieron sobre el aviso, recordándoles a todos el significado de la verdadera humanidad. Ellos escribieron:

“Somos nosotros, Joel y Ainara. No vamos a dejar que se muera de hambre. Llamar para que lo vengan a recoger. Mientras siga aquí [le] vamos a seguir dándole comida. JOEL y AINARA”.

niños leccion

Al leer la respuesta de estos pequeños, recordamos la importancia de tratar con bondad a nuestro prójimo. Y los gatitos cuentan como prójimo. A veces, inmersos en nuestros propios asuntos, los mayores perdemos la noción de lo que es verdaderamente importante. Se me eriza la piel al pensar en todas las cosas que podemos pasar por alto debido al egoísmo que impera en la actualidad.

enojado

Joel y Ainara también nos recuerdan que un día, todos fuimos niños. Y los niños sienten una inclinación natural hacia el cuidado de a naturaleza, la bondad y el amor desinteresado. Esa es la verdadera naturaleza humana, es nuestra esencia y podemos cultivar esas valiosas cualidades al tratar con compasión y amor a todos los seres vivos y cuidar nuestro planeta ♥ 

joel y ainara

Fuente: mibrujula

No dejemos que la vida apresurada y el estrés del trabajo o la escuela nos robe las hermosas experiencias de la vida. Detenerse a tender la mano al necesitado, sea gato o humano, bendice nuestras vidas y es un alimento para el alma.

Comparte esta pequeña historia con todos, seguro que alguien lo necesita ♥

Más noticias sobre:,

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!
O síguenos en YouTube y disfruta de nuestros mejores videos