Con 23 años ha matado a más de 100 integrantes del ISIS y hay una recompensa por su cabeza

Joanna Palani es estudiante de política en Dinamarca, tiene 23 años de edad y ahora ofrecen una recompensa de 1 millón de dólares por su cabeza. Esto se debe a que Joanna ha matado a más de 100 militantes del ISIS, luchando junto a los peshmerga kurda en Irak y Siria.

Joanna es de ascendencia iraní-kurda, nació en un campo de refugiados en Ramadi, Irak, tras la primera Guerra del Golfo. A los 9 años ya había disparado la primera arma de fuego y en el 2014, cuando aún era una adolescente, abandonó la universidad y se fue de Copenhague para Siria. Escribió en Facebook que se inspiró a luchar por los derechos de la mujer y por la democracia. “De los valores europeos que aprendí como niña danesa”

Se unió a la revuelta permanente contra el gobierno sirio a raíz de la primavera árabe, en primer lugar la lucha contra el régimen de Assad y luego contra el ISIS. Luchó contra ellos en Kobane, un pueblo sirio en la frontera con Turquía, y se unió a la lucha con las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo (YPG). También ayudó a liberar a las niñas yazidi que fueron encarceladas como esclavas sexuales. Joanna es toda una heroína.

Sus acciones llegaron a la atención de las autoridades danesas, quienes le prohibieron continuar el viaje por la región cuando volvió de la lucha en septiembre de 2015. Fue encerrada en la Prisión Vestre, la prisión más grande de Dinamarca, cuando se descubrió que había burlado de su prohibición con el fin de viajar a Qatar. Pasó 3 semanas entre rejas antes de ser liberada y para entonces ya tenía su pasaporte confiscado.

VER TAMBIÉN:  La historia de esta madre te romperá el corazón, ¡Ayúdala a conseguir un final feliz!

Ella cree que es vista como una terrorista en su propio país y vive en la clandestinidad. Cambia su ubicación constantemente por temor a represalias. “Lo siento por violar la ley, pero no tenía otra opción en mi mente en el momento”, dijo. “He arriesgado mi vida por quienes están quitando mi libertad. No esperaba perder casi todo por luchar por nuestra libertad y nuestra seguridad”.

“Hay una recompensa de $ 1 millón de dólares en mi cabeza”

“Me inspiró luchar por los derechos de la mujer y por la democracia a raíz de los valores europeos que aprendí de niña danesa”

Ayudó a liberar a las niñas yazidi, que fueron encarceladas como esclavas sexuales

“Un francotirador que está en la primera línea durante nueve días seguidos tiene que ser muy paciente. Tiene que centrarse. No se puede perder la concentración ni por un momento”

Las autoridades danesas le prohibieron regresar a la zona, pero no podía dejar a sus camaradas solos y rompió la prohibición volando a Irak. Estuvo 7 horas caminando de noche para cruzar la frontera son Siria.

Cuando regresó fue encarcelada durante 3 semanas en Vestre Fængsel, la prisión más grande de Dinamarca

“He arriesgado mi vida y ahora me están quitando mi libertad. No esperaba perder casi todo por luchar por nuestra libertad y nuestra seguridad”

Bored Panda

Tal vez su situación no debería ser así. Es cierto que no debe fomentarse la violencia, pero es comprensible que quiera luchar por su pueblo, sus mujeres y liberar a las esclavas sexuales del ISIS. Ella cree que hizo lo correcto y no se arrepiente de nada de lo que hizo.

Comparte esta historia.

VER TAMBIÉN:  ¡Es la hora del paseo...! Sin correa. Lo que este hombre hace con sus perros es asombroso

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

No te pierdas las noticias más inspiradoras, divertidas y curiosas.

Síguenos en Facebook,
¡No te arrepentirás!