Jamás pensó que hacerse una simple pedicura casi le costaría la vida

Si pensamos en visitar el salón de belleza, probablemente lo último que consideremos es que estamos exponiéndonos a un grave peligro. Quizás olvidamos que este es un lugar que se presta para ser un foco de infecciones y que, si no tienen suficiente cuidado con la higiene, las consecuencias pueden ser fatales.

Tal como le sucedió a Stacey Wilson, una enfermera del Hospital Saline Memorial, quien jamás imaginó que mientras le hacían una linda pedicura en el salón de belleza estaba a punto de contraer una infección muy grave que la mandaría al hospital. 

Stacey no tenía idea de que los utensilios del salón no habían sido esterilizados adecuadamente.

Todo comenzó cuando la empleada del salón frotó la piedra pómez contra el pie de Stacey para quitarle el excedente de piel muerta y rugosidades. Un procedimiento completamente normal, si no fuese porque, a pesar de la incomodidad de la extrañada cliente, la pedicurista continuó frotando sus pies de una manera muy brusca.

'

Fue así como la piedra pómez maltrató los pies de Stacey, dejándole varios cortes a un lado del pie izquierdo y debajo del dedo meñique. Heridas aparentemente inofensivas que a esta enfermera no le preocuparon a en lo más mínimo.

ADVERTENCIA: LAS SIGUIENTES IMÁGENES PUEDEN HERIR SENSIBILIDADES

Por más pequeña que sea, ninguna herida debe ser subestimada.

No obstante, la tranquilidad de Stacey duró poco: la pedicure fue realizada un sábado, el domingo el talón se le puso notablemente rojo y comenzó a dolerle. Para el lunes el dolor se había incrementado y ya el martes era tan insoportable que no podía ponerse de pie. Fue entonces cuando entendió que debía dirigirse a Emergencias lo antes posible.

VER TAMBIÉN:  Falleció "Chema", el padre de la familia escolarizada más numerosa de España

“Se sentía como si estuvieses sentada demasiado cerca del fuego y simplemente no pudieses alejarte de él”, le explicó Stacey a un canal local de noticias.

Ahora como paciente en el mismo hospital donde se desempeña como enfermera, Stacey fue sometida a una serie de exámenes, en los cuales se determinó que había contraído celulitis, una infección en la piel producida por bacterias que puede llegar a afectar el músculo.

El doctor Pafford le explicó a la enfermera que, de hecho, se conocen muchos casos de infecciones graves que han sido el producto de la mala higiene de los salones de belleza. “Las pedicuras y la manicuras no son las únicas causas de este tipo de infección, pero definitivamente pensamos que están asociadas a ellas”, dice el doctor.

También es posible contraer celulitis en lugares donde las bacterias puedan propagarse de persona a persona, como gimnasios y eventos deportivos muy concurridos.

Después de pasar por esta enfermedad, ella está consciente de los riesgos y comprendió que, como cliente, ella está en todo su derecho de detener al empleado del salón si considera que el equipo de trabajo no se ha esterilizado adecuadamente.

Asimismo, en cuanto salga del hospital, la enfermera planea presentar una queja en contra del salón de belleza en el Departamento de Salud de Arkansas. De esta forma, espera prevenir que este incidente le suceda a otras clientes descuidadas como ella.

Stacey estuvo hospitalizada cerca de una semana peleando arduamente contra la celulitis. Pero a pesar del dolor, el mal aspecto de su pie, su pierna izquierda y de la fiebre constante que ha sufrido como consecuencia de la infección, los doctores confían en que se recuperará por completo.

VER TAMBIÉN:  Cuando la vieron se burlaron de ella, pero cambiaron de opinión en cuanto empezó a bailar

Stacey no cree que vaya pronto por una pedicura ¡Y quién podría culparla!

KATV

Es importante aprender de la historia de esta enfermera que terminó pasando una semana en el hospital, esta vez como paciente. Cada vez que vayas al salón de belleza, tómate tu tiempo para observar que los utensilios estén siendo utilizados de la mejor manera. Si algo te hace dudar, aunque sea un poco, de la higiene del lugar, no temas en hablar. No quisieras poner en riesgo tu vida como Stacey.

¡Ayuda a regar la voz para que no se repita esta historia!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

No te pierdas las noticias más inspiradoras, divertidas y curiosas.

Síguenos en Facebook,
¡No te arrepentirás!