La historia de un hombre que pasó de indigente a poeta gracias a Facebook y al amor de una mujer

Esta es la historia de un hombre talentoso y amable y una mujer que sabe lo que es el amor. Raimundo Arruda Sobrinho  es un poeta que vivió en las calles durante 35 años. Así es, sin hogar, sin trabajo, sin familia ni nada. Él vivía en una transitada esquina de Rio de Janeiro a la que él mismo llamaba “La Isla”. El sueño de toda su vida había sido publicar un libro de poesía, pero siendo indigente ese sueño nunca se pudo hacer realidad.

Pero él escribía, día y noche, intensamente y sin parar. Escribía sus pensamientos, sus mini cuentos, sus poemas, aunque nadie los leyera jamás. Él sentía la necesidad de expresarse. Raimundo era “el loco de la isla” muy conocido en su comunidad. Hasta que un día, una mujer llamada Shalla Monteiro tomó interés por él y quedó impresionada con su poesía. Las personas en la calle pueden tener mucho que enseñar. Shalla montó una página de Facebook para cumplir su sueño, al menos en parte y ayudarlo a verse a si mismo como un hombre, como un artista. Lo que pasó después cambió la vida de ambos para siempre. ¡Tienes que conocer su historia!

Youtube

Cuando vemos a alguien en condición de calle nuestro trabajo no es juzgar, sino ayudar.

raimundo-poeta-sin-hogar-brasil-encuentra-sorpresa-3

Nadie se merece vivir en esas condiciones, hay que levantar al que se cae, recuperar al que se pierde, alimentar al hambriento.

raimundo-poeta-sin-hogar-brasil-encuentra-sorpresa-2

Nadie se hace pobre por dar más, más bien dar enriquece. El que más da, más recibe.

raimundo-poeta-sin-hogar-brasil-encuentra-sorpresa-1

Todos tenemos el mismo valor dentro de nosotros, una alma que busca conectarse con los demás.

raimundo-poeta-sin-hogar-brasil-encuentra-sorpresa-4

Esta es una historia conmovedora que demuestra que las redes sociales sí pueden cambiar el mundo ¡Compártela ya!

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!
O síguenos en YouTube y disfruta de nuestros mejores videos

No te pierdas las noticias más inspiradoras, divertidas y curiosas.

Síguenos en Facebook,
¡No te arrepentirás!