Conoce la historia que esconde el fotógrafo más famoso que ha conquistado el mundo

Muchos hemos soñado con cambiar al mundo pero aún no sabemos como, ¿te imaginas poder hacerlo? Es posible hacerlo, empezando por pequeñas cosas que con el tiempo pueden tener un final increíble. Ese fue el caso de Steve Mc Curry, que intuyó que detrás de una fotografía que decía mucho, había un futuro increíble para miles de personas.

150109115802-afgrl-10001-exlarge-169

Hace tres décadas, Steve Mc Curry tomó la imagen más icónica de todos los tiempos. Incluso después de ese tiempo el eminente fotógrafo muestra entusiasmo cuando habla de “la chica de Afganistán”.

“Yo vi que ella tenía una increíble y penetrante mirada”,  recuerda. “Pero ahí había una gran multitud de gente alrededor nuestro, el polvo hacía remolinos, fue antes las cámaras digitales, que nunca sabías lo que iba a pasar con el carreteCuando revelé la imagen, yo sabía que era especial. Se la mostré a la editora de la revista National Geographic y se levantó de un salto gritando: esa es nuestra próxima portada‘.”

La chica de Afganistán no solo sería la próxima portada de la revista, también sería el mayor éxito en su distinguida historiaEste retrato sorprendente es de Sharbat Gula, una huérfana de Pashtun de 12 años de edad. Estaba en el campo de refugiados de Nasir Bagh, en la frontera entre Afganistán y Pakistán, y fue tomada en diciembre de 1984 y publicada al siguiente añoLa mujer ahora tiene unos cuarenta años y sigue viviendo en Pakistán.

nina-agfanistan

Cuando Mc Curry se pone a reflexionar sobre la popularidad de su foto, lo que más le emociona es el gran impacto que ha tenido esta simple imagen en el mundo real. “Gracias a esta fotografía la gente comenzó a ofrecerse como voluntaria para trabajar en los campos de refugiados”. Él dice “los afganos se sienten muy orgullosos de ello ya que a pesar de que la chica es pobre, refleja un gran orgullo, fortaleza y amor propio”.

También condujo a que National Geographic creara una Fundación para los niños de Afganistán, por lo que los taxistas agradecidos de Afganistán no le cobren tarifa alguna.

“Es bueno mirar atrás en mi trabajo y ver cómo han surgido grandes conexiones. Nunca he tenido la remota idea de pensar en retirarme. Hay tantos lugares nuevos e historias que me fascinan. Tengo una lista enorme de lugares que quiero visitar como Irán , Madagascar, Mongolia o Rusia. Yo creo que el hecho de encontrar algo que amas para hacerlo toda la vida es maravilloso, entonces ¿Por qué deberías abandonar algo que amas?”

Esta famosa fotografía es solo una de las miles de fotos que Mc Curry ha tomado en sus más de 4o años de carrera en la cual ha ganado docenas de premios. Una fotografía a destacar fue tomada en Kuwait en 1991 durante la Primera Guerra del Golfo, que muestra una explosión con fuego y humo con la silueta de tres camellos.

“Saddam Hussein había hecho explotar 600 pozos de petróleo”, recuerda. “Fue un desastre ambiental, ríos de petroleo derramándose por todo el país. La mitad estaba en llamas, había géiseres expulsando  petróleo del suelo, lo cual hizo que la noche pareciera ser de día. Había camellos que seguían su marcha justo al lado de este yacimiento generoso de petróleo y decidimos seguirlo en un jeep pero no pudimos tomar una foto ya que estaban cubiertos de petróleo y no se podía visualizar bien la imagen por lo oscura que era la nube de humo de atrás. De repente se condujeron a un área incendiada y fueron iluminados por el fuego”, él dice. “Tomé la foto y de repente me di cuenta de que había estado conduciendo por un campo minado. Tuve que regresar con cuidado, siguiendo las huellas que habían dejado los neumáticos para evitar detonar las minas”.

steve-mccurry3

Nacido en Pensilvania en 1950, Mc Curry, quien teniendo una lesión permanente en la mano derecha por haber tenido un accidente cayendo de unas escaleras a la edad de cinco años, estudió teatro en la Universidad estatal de Pensilvania. Dos años después de graduarse se mudó a la India en busca de formarse como un profesional  de fotografía de manera independiente. Su gran oportunidad llegó a finales de los 70 cuando cruzó Afganistán de manera ilegal vistiendo un atuendo de ropa afgana justo antes de la invasión soviética. Ahí tomo fotografías de personas que eran atacadas por su propio gobierno.

steve-mccurry

“Tan pronto como crucé la frontera me encontré con 40 casas y algunas escuelas que habían sido bombardeadas. Estaban literalmente destruidas las aldeas por causa de helicópteros con ametralladoras. Esta fue una situación que debía ser contada y poca gente podía tener acceso por ser muy distante. Estuve completamente adentrado en la historia, entonces supe que esto era a lo que me dedicaría, este era yo.”

Como contexto de la Guerra Fría, los rusos apoyaron al ejercito de Afganistán y los estadounidenses apoyaron a los combatientes musulmanes Muyahidines, los medios de comunicación del occidente tomaron más atención a este suceso donde Mc Curry ya lo contaban entre el personal de los medios de comunicación.

steve-mc-curry

Sus fotos pronto fueron publicadas en el New York Times, TIME y Paris Match, pero no antes de que Mc Curry escapara de Afganistán caminado a través de las áreas tribales con su hermosa cinta fotográfica cocida entre su ropa temiendo ser asesinado. Éste fue el comienzo de muchos años llenos de fotografías de la guerra, la cual él llama “el periodo valiente” de su carrera. Él cubrió la guerra entre Irak  e Irán, las Guerras del Golfo, los muchos conflictos en Afganistán, Líbano, Camboya y Filipinas.

steve-mccurry2

“Cuando estás trabajando en una zona de guerra, estas viviendo momento a momento con las personas que quieren matarte “, dice. “Hay muchas maneras en que pueden asesinarte con metralletas, armas o bombas y vives con el miedo de que te puedan atacar con una navaja. Muchas veces fui despertado a punta de pistola, me robaban la cámara fotográfica y dinero ya que la gente entraba a la habitación del hotel mientras yo dormía”.

steve-mccurry5

“Pero he visto la magnitud tan importante de la historia que estoy contado, el sentimiento que el mundo debe saber, no por la adrenalina, sino por este tipo de historias. Es posible que haya recibido un disparo o haber sido secuestrado en el pasado, pero nunca decapitado, no hay ningún deseo de crear este tipo de escenas de teatro”.

“No podemos dejar a un lado estas historias, deben ser compartidas, los escritores y fotógrafos deben continuar haciendo reseñas de este tipo de información”.

steve-mc-curry4

CNN

Cuando hacemos cosas pequeñas y sencillas se llegan a lograr grandes maravillas, estoy segura de que hoy en día muchas personas se lo siguen agradeciendo.

Si te gustó la fascinante historia de Steve McCurry, compártela 🙂

¿Te gustó?
¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

No te pierdas las noticias más inspiradoras, divertidas y curiosas.

Síguenos en Facebook,
¡No te arrepentirás!