Conoce la historia de Hakani, la pequeña que no murió después de ser enterrada viva por su tribu

Cuando creíamos que las atrocidades de la vida antigua estaban erradicadas en pleno siglo XXI, tenemos la mala fortuna de saber que no es así, pues en la ribera de río Amazonas existen alrededor de 200 grupos de indígenas que tienen un estilo de vida nómada y sus normas respecto a los recién nacidos con deficiencia o malformación son estremecedoras.

Cuando nace algún bebé con malformaciones o deficiencia lo entierran vivo, así como los huérfanos o los enfermos de gravedad. Las tribus consideran que los pequeños son grandes cargas para su supervivencia ya que el escaso reparto de víveres en la jungla es imparcial y además exigen muchos cuidados. hakaniSon contados los  niños que han sobrevivido a esta horrible práctica, una de esas afortunadas fue Hakani (significa sonrisa), una pequeña indígena que fue desenterrada de las garras de la muerte. Sus padres pertenecían a una tribu llamada Suruwaha en el Amazonas, que está en peligro de extinción y ahora lo forman unas 120 personas.

La tribu es escasa ya que en los pocos contactos que han tenido con el mundo exterior, han terminado en matanzas. En el siglo pasado, unos forasteros mataron a todos los chamanes afirmando que hacían brujería. El último chamán que quedaba vivo optó por quitarse la vida y tomarse un fuerte veneno, mientras instruía a los habitantes que la falta de guías espirituales debía combatirse con suicidios. Fue después de eso que se decidió que todo lo vergonzoso o doloroso sería eliminado con suicidios.

Hakani vivió con sus padres loa dos primeros años hasta que se dieron cuenta de que ella no podía hablar ni caminar. Entonces la tribu ejerció presión para que mataran a la pequeña y evitar su carga. Los padres no soportaron la idea de ejecutar a la niña y se suicidaron, dejando a Hakani sola junto con 4 hermanos más.

VER TAMBIÉN:  ¡CUÁNTO DOLOR! Un bebé de 18 meses murió de hambre mientras dormía en un pueblo de Venezuela

hakani sobrevivienteBibi es el hermano mayor de Hakani y toda la presión cayo sobre él. Fue obligado a enterrar viva a su hermanita en presencia de los ancianos de la tribu. Cuando se entierra a un pequeño, éste muere pasadas unas dos horas, pero al caer la noche el llanto de Hakani seguía presente. Entonces su abuelo, desesperado, fue a desenterrarla con la intensión de quitarle la vida con un arco.

'

Los nervios y la oscuridad lo traicionaron y falló, hiriéndole en el hombro y provocando un llanto aún más fuerte. Entonces no aguantó más la presión y se suicidó con el veneno de sus flechas. 

infantx_hakani

Al no haber sido capaces de eliminarla, todos fueron desterrados de la tribu. Entonces llegó el mayor infierno en el Amazonas, sobre todo para la pequeña Hakani. Deambularon sobreviviendo a base de hojas y raíces, agua de la lluvia y insectos. Lo peor es que Hakani sufrió el horror de los abusos físicos y sexuales por parte de sus propios hermanos.

A los 5 años de edad su hermano mayor, Bibi, decidió donarla a una pareja de misioneros que se toparon en la selva, explicándoles toda lo sucedido. La niña tan sólo medía 69 cm y pesaba 7 kilos, estaba desnutrida y no presentaba emociones, solamente mucho miedo acompañado de llanto cada vez alguien la tocada. hakani sobreviviente

Los misioneros la llevaron a un hospital donde recibió atención medica y recuperó su salud. Ha pasado el tiempo y ahora Hakani vive feliz con los Suzuki, su familia adoptiva. Su horrible historia y la de otros pequeños se ha dado a conocer y se ha logrado crear una ley llamada “Ley Muwaji”, donde reconoce a todos los indígenas como ciudadanos del mundo y los hace merecedores de derechos humanos fundamentales.

hakani_before_after

VER TAMBIÉN:  La famosa pareja que se retrata viajando por el mundo se casó ¡Las fotos son impresionantes!

No se ha logrado encontrar la verdadera solución al infanticidio, ya que no se sabe cómo aplicar una ley como esta sin perturbar el ecosistema de los indígenas en el Amazonas. Mientras no se encuentre la respuesta, esto sigue sucediendo y siguen muriendo niños como Hakani. foto_hakani_3

Hakani y kurioso

Es terrible saber que estos sucesos siguen sucediendo sin poder hacer nada. Todos los seres humanos tienen derecho a la vida y no es aceptable que las tradiciones dicten la muerte de las personas, sobre todo de niños indefensos. Si difundimos historias como la de Hakani, podemos aportar nuestro pequeño granito de arena para ayudar a la erradicación del infanticidio en el Amazonas.

¡Ayúdanos a difundir esta historia!

¿Te gustó?
Etiquetas:, ,

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

No te pierdas las noticias más inspiradoras, divertidas y curiosas.

Síguenos en Facebook,
¡No te arrepentirás!