Prueba el famoso “Frasco de la Calma” y date un respiro de las rabietas infantiles

Todo padre y toda madre sabe que cuando un niño entra en una rabienta, es un rollo devolverlo a la realidad. Es como si se volvieran supersaiyajines de puro berrinche, pero esta sencilla estrategia puede ayudarte a calmar la situación más rápido que Trunks del futuro con Freezer.

Esta técnica está inspirada en el método Montessori y además de calmar a los pequeños estimula su creatividad e imaginación.el-frasco-de-la-calma-1

revolucionmama

Consiste simplemente en un frasco con brillos que ayuda a que los niños salgan de ese vórtice destructivo de la rabieta y se relajen justo como cuando observas esas lámparas de lava hipnóticas, pero sin el riesgo de quemaduras. Es aún mejor si puedes acompañar al pequeño con respiraciones profundas. Este método funciona mejor en niños entre 2 y 5 años.

el-frasco-de-la-calma-2

'

okchicas

Según algunos estudios, el observar la caída del brillo ayuda al niño a organizar y centralizar el sistema nervioso. Cuando el niño está estresado, su ritmo cardíaco se acelera junto a su respiración y al ver la lenta caída del brillo, genera un modelo visual para inconscientemente entregar una señal al cerebro que disminuya la agitación. Acompañado de un adulto que le ayude a entender por qué se siente enojado, o frustrado o triste le ayuda a desarrollar su inteligencia emocional.

el-frasco-de-la-calma-3

inspiredbyfamilymag

Prepararlo es muy sencillo. Sólo recuerda usar un bote de tamaño adecuado a las manitas del niño.

Materiales

* 1 frasco de plástico transparente con tapa
* 2 cucharadas de shampoo translúcido
* 3 o 4 cucharaditas de brillo (brillantina, diamantina) del color que quieras
* 1 gota de colorante vegetal
* Agua caliente

Procedimiento

Dentro del frasco, mezcla el agua caliente con el shampoo y el brillo. Deja un espacio vacío en la parte superior del bote para que el niño pueda agitar su contenido. Puedes sustituir el shampoo con jarabe de maíz o pegamento cristalino soluble al agua no tóxico, o incluso puedes sustituir todo el líquido por aceite vegetal. El punto es tener un líquido un poco espeso para que los brillos tarden un poco más en caer y darle al niño tiempo para hallar la calma, usa los materiales que tengas en casa y que sean económicos y funcionales para ti 😉
el-frasco-de-la-calma-4

VER TAMBIÉN:  3 deliciosas recetas de chocolate caliente con un toque de alcohol para combatir el frío

greenme

Recuerda que cada niño responde de una manera diferente y lo que funciona para el vecino no tiene por qué funcionar en tu hogar forzosamente. ¡Inténtalo! Podría funcionar de maravilla pero no te desesperes si no es la cura completa de todo berrinche, sigue tu instinto que al final conoces mejor a tu pequeño que cualquier experto en niños.

No te vayas sin compartir este brillante tip con otros padres que lidien con berrinches… ¡TODOS! 😀

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

No te pierdas las noticias más inspiradoras, divertidas y curiosas.

Síguenos en Facebook,
¡No te arrepentirás!