Si las cosas tiernas te hacen sentir violento, no estás loco… ¡Tiene explicación científica!

Si alguna vez has sentido unas ganas indescriptibles de aplastar de amor a bebés, cachorros o cualquier cosa demasiado tierna, no estás loco. Y no es que el mundo esté lleno de psicópatas aplasta gatitos, es un fenómeno interesante con explicación científica que dará de qué hablar en tu siguiente salida a la tienda de mascotas de tu localidad.

La llamada “agresión tierna” se manifiesta más o menos así: Miras algo tierno (ej., un gatito bebé tropezándose por el pasillo), sientes una oleada de alegría y ternura recorriendo tu cuerpo, lo que da paso a una ansias indecibles de aplastar de amor al gatito en cuestión. agresión-tierna-7

Este fenómeno es reconocido por los científicos y en un estudio frecuente publicado en el diario de Ciencias Psicológicas. Se explica que la reacción secundaria (esa sensación de destrucción y ansiedad), puede ser una manera de compensar la primera (la ternura desmedida).

agresión-tierna-5

El grupo de investigación de la Universidad de Yale fue el que acuñó el término “agresión tierna” para referirse a esta combinación paradójica de emociones positivas y negativas que pueden incluir risa nerviosa o lágrimas de alegría. Esto es conocido como “expresiones dismórficas”.

agresión-tierna-1

El primer regristro científico de la agresión tierna fue documentado por Rebecca Dyer y Oriana Aragon en 2012, en un experimento donde participaron 109 personas a quienes les mostraron diapositivas de animales con expresiones divertidas, tiernas o neutrales mientras sostenían plástico de burbujas en sus manos. Aunque esperaban más explosiones de burbujas plásticas con los animales tiernos, la diferencia entre estos y los animales divertidos o neutrales era aún mayor de lo esperado.

Se cree que la respuesta agresiva a la ternura puede ser una respuesta del cerebro para autorregularse, de manera que compensa las sensaciones de demasiada ternura y alegría con agresión y ganas de aplastar las mejillas de los bebés (no me importa tía Tisha, controla tu agresión tierna con mis cachetes, por favor).

agresión-tierna-2

iflscience.com

Así que esas ganas de aplastar hamsters hasta volverlos una papilla no es tan enferma después de todo, ya pueden decirle a las niñas de tumblr que se creen psicópatas que le bajen a sus autodiagnósticos psicológicos.

¡Te dije que era interesante y científico! Compártelo con tus amigos, quedarán impresionados.

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!
O síguenos en YouTube y disfruta de nuestros mejores videos

No te pierdas las noticias más inspiradoras, divertidas y curiosas.

Síguenos en Facebook,
¡No te arrepentirás!