Mostró la recuperación de su cuerpo tras dar a luz para darnos un mensaje muy importante

La maternidad es una de las experiencias más complejas en la vida de una mujer, es un proceso milagroso y hermoso… Aunque no todos los aspectos de la maternidad son tratados de la misma manera y se convierten en un tabú. Es común toparse con tiernas fotografías de mujeres mostrando su generoso vientre con orgullo, incluso vientres decorados con hermoso arte… Pero no se habla mucho del posparto (o puerperio). Es otra etapa de la maternidad que Julie Bhosale ha compartido con el mundo por medio de su blog.

Julie es nutricionista y al estar embarazada de su segundo hijo, decidió compartir los cambios que experimentó su cuerpo con otras madres alrededor del mundo a través de su blog. Aquí podemos ver el comparativo de los últimos días de su embarazo y las primeras 24 horas después de su parto.

pre y posparto

Dos días después del nacimiento de Sahan, el vientre de Julie sigue voluminoso, al igual que sus pechos (usualmente es copa A). Muchas madres se sienten presionadas para recuperar la figura que tenían antes del embarazo pero no se dan cuenta de que ni siquiera sus vidas volverán a ser las mismas, por eso Julie nos comparte esta frase:

“Eres hermosa, eres asombrosa, eres una madre.”

2 días

Con una semana de posparto, Julie ya se encontraba en casa ¡haciéndose cargo de dos pequeños! Aún estaba dolorida, pero se encargaba de amamantar a su bebé y seguir cuidando de su niño de dos años

1 semana

Con 2 semanas posparto ya tenía más fuerzas. Julie seguía recuperándose del shock que había recibido su cuerpo. Aún estaba sangrando (dice que es como menstruar, pero parece que nunca va a terminar), pero estaba un poco más relajada que al tener a su primer hijo. En parte porque esta vez no sufrió de mastitis y porque decidió ser más amable consigo misma. También le pidió a sus amigos no visitarla hasta unos días después del nacimiento de su bebé. Puede sonar extraño, pero toda madre entenderá lo cansado que es recibir visitas y recuperarse.
2 semanas

10 semanas después del parto. Diez semanas que se han ido en lo que parece un sueño borroso. Cansada, sobreviviendo a base de café y sin comer o dormir adecuadamente, Julie se sentía feliz 🙂 ¿Ves eso en su pierna? Es una férula, Julie se rompió el tobillo. El cuerpo de una madre sufre un desgaste impresionante, y aunque su vientre seguía flácido, ya se estaba desinflamando. Así es la maternidad real.

cuerpo pstarto

14 Semanas de posparto. Con ropa el vientre parecía “plano”, pero la piel estirada, las estrías y los músculos abdominales aún sin sanar por completo cuentan una historia maravillosa: El milagro de la maternidad. Julie dice no saber si algún día volverá a correr una maratón, pero a partir de la catorceava semana ha podido hacer un poco más de actividad física… Con todo, ¡ha valido la pena!

14 semanas

Julie tiene un blog donde da consejos de nutrición a otras madres. Podría habernos transmitido la necesidad inmediata de bajar peso después de dar a luz a su segundo hijo, pero en lugar de eso nos ha regalado su experiencia completamente real y estas hermosas palabras:

“Quizá no te sientas como la siguiente modelo de lencería de Victorias’s Secret, mejor enfócate en cómo te sientes. Sé amable contigo misma y con tu cuerpo, te verás como quieres cuando comiences a sentirte bien. Puede tomar algún tiempo. A mí me tomó un tiempo mucho más largo después del nacimiento de mi primer hijo que esta segunda vez. No hay nadie con quién compararte. Nadie camina en tus zapatos ni lidia con lo que tú lidias. Serás juzgada. Yo soy juzgada cada día y habrá personas juzgándome justo ahora. Hacer lo correcto para ti y para tu familia requiere valentía, requiere fortaleza y como madre, tienes ambos. Nutre y ama desde el interior al exterior y no lo olvides:

Eres hermosa, eres asombrosa, eres madre.”

familia cuerpo postarto viralistas

Así ha sido el posparto de Julie, una madre real.Final

Julie Bhosale

A veces las mujeres nos sentimos presionadas para lucir bonitas y jóvenes para siempre. Una de las cosas que aprendí al convertirme en madre es que, ante los ojos de mis pequeños, soy la mujer más hermosa del mundo y me aman, sin importarles mis estrías o mis kilos de más.

¡Comparte! Hay que cuidar, animar y respetar a todas las mamás

¿Te gustó?
¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

No te pierdas las noticias más inspiradoras, divertidas y curiosas.

Síguenos en Facebook,
¡No te arrepentirás!