Este cortometraje basado en una historia real me ha llegado al alma. Pero es mejor que lo veas por ti mismo.

Este es un vídeo muy especial que nos ha llegado al alma. Este conmovedor cortometraje nos enseña lo pura y entregada que puede ser la amistad, en este caso la amistad entre una alegre y juguetona niña – María – y de un niño, Nicolás, que tiene muy limitados sus movimientos.

Este cortometraje arroja ternura de principio a fin. Y debes verlo por lo menos una vez en tu vida. Disfrútalo.

Quizás lo más duro del vídeo es su conexión con la realidad. El pequeño Nicolás existió de verdad y fue hijo del director de esta agridulce historia, Pedro Solís, que ganó un Premio Goya al mejor cortometraje de animación el pasado 8 de febrero de 2014. No te pierdas este otro vídeo en el que Pedro recoge el premio y habla de su propia historia. Ah, y fíjate lo que lleva atado en su muñeca 😉 ¡Enhorabuena Pedro, te lo mereces!

Fuente: ABC
Agradecimientos: Piluca y Ana Díaz 🙂

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!
O síguenos en YouTube y disfruta de nuestros mejores videos