Ella quiere seguir viviendo pero su seguro le ofrece una alternativa espeluznante…

Una mujer, madre de cuatro niños y enferma terminal, desea prolongar su vida a pesar de que cada respiro le cuesta un esfuerzo y un dolor inmenso. Pero su compañía de seguros le ofrece pastillas para el suicidio asistido por solo 1,20 USD, se niega a pagar su tratamiento. Su nombre es Stephanie Packer y se ha convertido en el Movimiento del Derecho a Vivir alrededor de los Estados Unidos.

Stephanie quiere pasar cada momento junto a su familia hasta el último aliento

ofrecen-suicidio-madre-enferma-1

A la edad de 29 años ella fue diagnosticada con esclerodermia, una enfermedad autoinmune e incurable que paulatinamente endurece los pulmones. Stephanie tiene 4 hijos entre los 7 y los 13 años. Cuando le preguntan sobre su situación, ella solo declara con firmeza:

“Quiero estar cada segundo posible con mis hijos y que ellos vean que la muerte es una parte natural de la vida”

En los Estados Unidos el “Derecho a Morir” fue un movimiento que conmovió corazones mientras una mujer de 29 años pudo terminar su vida antes de que el tumor que crecía en su cabeza lo hiciera primero. Muchos estados están aceptando este tipo de suicidio asistido y leyes como “la Ley de Derecho a Morir” se hacen cada vez más frecuentes pero, ¿cuál es el coste de esto para toda la sociedad?
Stephanie cuenta que además de la lucha que enfrenta cada mañana para abrir los ojos y comenzar otro doloroso día, el ambiente que rodea su enfermedad ha cambiado dramáticamente desde que su estado aprobó la ley permitiendo el suicidio asistido. En los grupos de ayuda para su enfermedad, dónde antes se hablaba de esperanza y fuerza, ahora solo se habla de cuándo y cómo deberían acabar con sus vidas.

Una muerte prematura con ayuda médica ahora es vista como preferible antes que una prolongada agonía, afectando también las decisiones de las compañías de seguros

ofrecen-suicidio-madre-enferma-2

Ahora, con 33 años, ella ha vivido más allá de la sentencia que sus doctores le habían pronosticado. Pero su condición se deteriora y lamentablemente también lo hace el apoyo que ella logra conseguir para su lucha por la vida. Los médicos sugieren un nuevo tratamiento que podría comprarle más tiempo pero su seguro se niega a pagarlo, ellos sí que están dispuestos a proporcionar pastillas para suicidio asistido prácticamente sin coste alguno.

Meses después el seguro decidió aprobar la medicina cuando ella amenazó con llevar la historia a los medios.

ofrecen-suicidio-madre-enferma-4

Sean Crowley, director de medios de la ONG Compassion & Choices, afirma que este tipo de retrasos y rechazos son comunes en una industria de la salud en la que prevalece la prioridad de “reducir costos”. Afirma que su historia realmente les rompe el corazón.

“Las personas con enfermedades terminales luchan contra las compañías de seguros y las farmacéuticas cada día, ya es bastante el sufrimiento y el dolor por el que pasan para poder recuperarse como para añadirle a esto mayores obstáculos, cada quien debe poder elegir hacer lo que desee, aunque eso sea seguir viviendo.”

Las declaraciones demuestran que el coste de “permitir la decisión” lo tienen que pagar aquellos que quieren continuar con su vida. Hay una línea que nunca debe ser cruzada, los doctores deben ser sanadores, no “matadores”.

Para Stephanie la única vía hacia una muerte digna es luchar hasta el final.

ofrecen-suicidio-madre-enferma-3

Aplaudo su valor y espero que todos puedan apoyar esa decisión, incluyendo su compañía de seguros.

Daily Mail

Comparte esta emotiva historia de ganas y derecho a vivir, la vida es una sola y hay que vivirla como cada uno decida.

Más noticias sobre:, , , , ,

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!
O síguenos en YouTube y disfruta de nuestros mejores videos