Ella envió un mensaje de texto equivocado, y eso cambió su Día de Acción de Gracias…

Esta es la historia de Wanda Delch, una abuela de Arizona, Estados Unidos que envió un mensaje de texto con una invitación para asistir a su casa a celebrar el día de Acción de Gracias o “Thanksgiving” a quien pensaba que era su nieto.

Esto es lo que decía su mensaje:

abuelita-manda-mensaje-equivocado-accion-de-gracias1

“Vamos a celebrar el Día de Acción de Gracias en mi casa, el jueves 24 a las 3:00pm. Avísame si vienes. Espero verlos a todos”, pensó que se lo había enviado a su nieto pero se había equivocado de número.

Así comenzó a conversar con Jamal Hinton, quien cuando pensó que era un malentendido le pidió una selfie para confirmar que no se trataba de su abuela.

abuelita-manda-mensaje-equivocado-accion-de-gracias6-copy

Ella terminó reiterándole su invitación a la cena del día de acción de gracias, el estudiante de 17 años le preguntó si de igual forma aunque no se tratara de su nieto podía ir. Y la respuesta fue: “Claro que puedes. Eso es lo que las abuelas hacemos: alimentar a todos”.

abuelita-manda-mensaje-equivocado-accion-de-gracias3

Llegó el día y Jamal asistió a su casa, pero no fue el único invitado porque Wanda le ofreció invitar a toda su familia para dar gracias por aquel encuentro.

La reunión fue muy armoniosa, Wanda cree que hay algo detrás de ese mensaje equivocado. “Esto no lo hice yo, esto ha venido de Dios. Él solo nos está utilizando como instrumento para llevar un mensaje a los demás”.

abuelita-manda-mensaje-equivocado-accion-de-gracias5

Jamal estaba tan agradecido que compartió lo que había pasado en su perfil de Facebook, olvidó ocultar el número de Wanda así que ella recibió tantos mensajes preguntando si podrían ir a su casa a cenar que ha tenido que cambiar de línea telefónica. Pero miles de personas se conmovieron con su gesto.

abuelita-manda-mensaje-equivocado-accion-de-gracias4

CNN

Es una valiosa lección de solidaridad y amor, Wanda jamás se imaginó que aquel error le traería a ella y a su familia una bonita amistad y la oportunidad de tener un espacio disponible en su mesa para otras personas.

¡Qué buen final! Comparte esta anécdota con tus amigos.

Más noticias sobre:, , , ,

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!
O síguenos en YouTube y disfruta de nuestros mejores videos