Esta valiente mujer caminó durante 30 horas en medio de la nieve buscando ayuda para su familia

Karen Klein es una mujer de 46 años que emprendió un viaje con destino al Parque Nacional del Gran Cañón junto a su esposo Eric y su hijo de 10 años, en el camino se encontraron con que la carretera estatal que conduce al borde del norte del cañón fue cerrada por el invierno así que el GPS los dirigió a un camino aislado en medio de una fuerte nevada.

La nieve había cubierto todo el camino y  cuando trataron de retornar el vehículo cayó en una cuneta.

camino-30-horas-en-la-nieve1

En ese momento de desesperación Karen supo que tenía que hacer algo, así que comenzó a caminar a través de zonas silvestres recorrió 41,8 kilómetros. Fue muy difícil, sobrevivió ingiriendo arbustos y se mantuvo hidratada con su propia orina.

camino-30-horas-en-la-nieve5

'

Su objetivo era buscar ayuda, no había rastro de personas cerca y nevaba intensamente, Karen era atleta de triatlón y había tomado cursos de supervivencia así que no dudó en buscar ayuda.

Pensó que podía llegar con una corta caminata a la autopista más cercana pero esa carretera estaba cerrada por invierno, siguió caminando hasta la entrada del parque.

camino-30-horas-en-la-nieve4

Transcurría el tiempo y Karen no regresaba, su familia y ella viajaron desde Pensilvania, alquilaron un coche en Las Vegas y condujeron hacia el sur de Utah.

El día siguiente, su esposo Eric solicitó esfuerzos adicionales para salir de aquel lugar, escaló hasta un sitio más alto para que pudiera tener señal en su teléfono móvil y comunicarse con las autoridades.

Finalmente rescataron al señor Eric y a su hijo, recibieron atención médica de emergencia por hipotermia. Mientras que seguían un operativo de búsqueda para encontrar a Karen con la ayuda de un helicóptero dentro del Parque Demotte.

VER TAMBIÉN:  Llevaban 10 años sin cortarse el cabello y estaban atascados en el tiempo... ¡Vaya cambio!

camino-30-horas-en-la-nieve3

Durante la noche del sábado los rescatistas encontraron a Karen, estaba dentro de una choza de guardia que había sido cerrada por el invierno. Había escalado durante 30 horas seguidas, apenas tenía consciencia.

Kristen Haase, es su hermana gemela y comentó “Ella tomó la decisión de apegarse a su propósito y nunca rendirse”.

Cuando se quedó sin agua y sin reserva de alimento comenzó a comerse las ramas que encontraba en el camino, y se hidrataba con su orine. Sabía que si comía nieve se empeoraría su hipotermia.

En una oportunidad se quitó un zapato para retirar un pedazo de hielo, pero luego no pudo volver a ponérselo. Aun así, ante tantas dificultades, Karen no se rendía y caminó así los últimos 6,04 kilómetros. Karen tenía más de 45 horas sin dormir, estaba aterrorizada de quedarse dormida y morir de hipotermia por eso se rehusó a detenerse hasta que encontró la choza para refugiarse.

camino-30-horas-en-la-nieve6

Para poder entrar, rompió una ventana, y se acurrucó sobre una manta sobre las próximas seis horas hasta que finalmente la rescataron.

Las ganas de vivir de Karen triunfaron sobre las dificultades que estaba enfrentando, ahora se recupera en un centro hospitalario, podría perder algunos dedos de sus pies a causa del congelamiento pero tiene muy buen ánimo y está emocionada por regresar a casa.

camino-30-horas-en-la-nieve2

CNN / WFMZ

Esta semana celebrará su cumpleaños N° 47 junto a su hermana gemela. Confiamos  en que todo saldrá bien, esta valiente mujer se merece toda nuestra admiración, comparte su historia.

¿Te gustó?
Etiquetas:, ,

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

No te pierdas las noticias más inspiradoras, divertidas y curiosas.

Síguenos en Facebook,
¡No te arrepentirás!