Mientras estos 2 niños nadaban en una piscina, sucedió algo inesperado y escalofriante

Imagina nadar y jugar inocentemente en una piscina y que de pronto el agua se agite, como si estuvieras en medio un mar picado. Es justo lo que le pasó a estos pequeños que vivieron el terremoto del 25 de abril en Nepal. Los expertos sitúan la magnitud de éste entre 7.8 grados de magnitud en la escala Richter y es el más intenso vivido en Nepal en los últimos 82 años.

Las imágenes, tomadas de una cámara de vigilancia, revelan cómo los niños eran llevados por las olas como si fueran muñecos, no imagino lo atemorizante que habrá sido para ellos. Afortunadamente ambos salen de la piscina aparentemenre ilesos.


Muchas personas comentan en internet lo “divertido” que debió haber sido vivir algo así, sin saber que lo que causó que la piscina de pronto tuviera olas había sido un terremoto. No dudo que los niños siempre tienen una manera optimista de ver el mundo, pero la devastación que sufrió el país durante este desastre natural no es ni remotamente graciosa.

Comparte la increíble fuerza de la naturaleza con tus amigos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!
O síguenos en YouTube y disfruta de nuestros mejores videos