Dile adiós a los talones agrietados usando la magia del bicarbonato de sodio ¡Te encantará!

Nuestros piececitos son una parte de nuestro cuerpo que hacen de todo por nosotros: se apresuran cuando es tarde, soportan zapatos de tacón alto cuando hay una cita elegante y soportan nuestro peso TODO EL TIEMPO.

Lo más triste es que, a veces, es la parte de nuestro cuerpo que menos consentimos. Pero no se va a quedar así: hoy te traigo un par de remedios fáciles y económicos a base de bicarbonato de sodio que devolverán a tus pies la suavidad que se merecen ♥adios-talones-agrietados-con-bicarbonato

Baño relajante para pies

Ingredientes:

*3 cucharadas de bicarbonato de sodio

*1.250 litros de agua

*Vaselina o crema hidratante

Procedimiento

1. Pon a calentar el agua y agrega 3 cucharadas de bicarbonato y mezcla hasta que el polvo se disuelva por completo.

2. Retira del fuego y vierte la solución en un recipiente de fondo amplio donde puedas introducir ambos pies cómodamente durante 20 minutos.

3. ¡Cuidado no te quemes! Introduce tus pies en el agua tibia. La temperatura del agua ayudará a relajar tus pies y potenciará el efecto del bicarbonato sobre las áreas con células muertas, callosidades y talones endurecidos.

4. Masajea tus pies suavemente y, al cabo de los 20 minutos, retíralos del agua y sécalos bien, no olvides entre los dedos.

5. Aplica en tus talones y áreas con callosidades una buena crema hidratante o vaselina, ponte unos calcetines de algodón y mantén tus pies cubiertos por al menos dos horas. Es mejor hacer esto durante la noche, te relajarás y dormirás como un bebé.

adios-talones-agrietados-con-bicarbonato-1

Este tratamiento se debe hacer 7 días seguidos y, aunque quizá quieras seguir haciéndolo por siempre, se deben descansar 7 días y después se repite. Se recomienda que se repita tres veces para que cualquier bebé envidie la suavidad de tus pies.

Pero ya sabes que estoy obsesionada con el aceite de coco, así que te doy otra receta que combina el poder exfoliador y deodorizante del bicarbonato con la magia humectante y el aroma delicioso del aceite de coco:

Exfoliante Natural para pies

Ingredientes:

* 1 cucharada de aceite de coco

*2 cucharadas de bicarbonato de sodio

*2 gotas de aceite esencial relajante (opcional)

Procedimiento:

1. Simplemente mezcla todos los ingredientes en un frasquito (preferentemente de vidrio) que pueda taparse bien, procurando que la mezcla resultante sea homogénea.

2. El aceite esencial es opcional pero lo recomiendo muchísimo: si agregas un par de gotitas de aceite de menta o hierbabuena, tus pies se sentirán frescos y descansados, además es un aroma que ayuda a reducir dolores de cabeza. Si tienes pequeñas lesiones en los talones, el aceite de árbol de té ayudará a aliviar rápidamente, regenerar la piel y prevenir infecciones o complicaciones. Si tu piel es delicada, el aceite esencial de lavanda cuidará tu piel delicadamente y te relajará con su delicioso aroma. No necesitas añadir más que un par de gotas para obtener buenos resultados, son aceites poderosos.adios-talones-agrietados-con-bicarbonato-2

3. Aplica la pomada en los talones y áreas con callosidades de tus pies, cúbrelos con unos calcetines de algodón por al menos dos horas y enjuaga con agua tibia. Puedes aplicar por la noche y bañarte al día siguiente sin problemas.

Espero que estos remedios te sean útiles y, sobre todo, que tus pies reciban una muestra de aprecio por todo lo que hacen cada día. ¡Consiéntete un poquito y me cuentas cómo te ha ido!

Comparte estos consejos con tus amigos porque pies felices es igual a amigos felices 🙂

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!
O síguenos en YouTube y disfruta de nuestros mejores videos