Mira cómo una hija enseñó una gran lección a su madre ¡Te va a encantar!

La artista gráfica Mica Angela Hendricks es una mujer con mucho talento y también es mamá. Cuando su hija la vio estrenando un carísimo cuaderno con papel especial para dibujo, no pudo resistirse y la magia comenzó. La inocencia y la experiencia, todo un conjunto enternecedor que te convencerá de que el talento de estas artistas se lleva en la sangre.

“¿Puedo dibujar ahí también, mamá?” Preguntó la niña de 4 años, refiriéndose al caro cuaderno de dibujo de su madre. Esta niña reconoce la calidad cuando la ve 😉

1Su madre le dijo dulcemente que ese era su cuaderno especial, para el trabajo. Le explicó que ella tenía sus propios cuadernos, lápices de colores y más materiales para realizar sus propios dibujos… Pero no la convenció. 😆

2“Si no puedes compartir, tal vez tengamos que quitártelos, ¡Si no puedes compartir!” Le dijo la niña, con cierto tono autoritario. ¡Qué manera de usar las mismas palabras que su madre le decía! 😉

3Con tan elocuente discurso, la victoriosa niña consiguió el codiciado cuaderno. “Iba a dibujarle un cuerpo a esa cabeza”, dijo su madre. “Bien, yo lo haré.”. Y lo hizo.

4Después su madre le puso color a los dibujos ¡El resultado es muy llamativo! Tiene toda la pericia de su experimentada madre y la inocencia e imaginación de la hija. Una verdadera pareja ganadora. 🙂

5La pequeña hizo algunas “críticas de arte” al ver el trabajo en color de su madre, pero en general le gustó. Su talentosa madre está verdaderamente enamorada de lo que han logrado juntas. ¡Estos dibujos tienen una carga emocional muy grande!

6La singular obra de este dúo es incierto; han pensado en presentar una exposición o hacer un libro para niños, pero aún no lo tienen muy claro. Sólo saben que tiene que ser algo muy especial que refleje los momentos tan especiales que propiciaron este arte tan ecléctico.

7

Fuente: busymockingbird.com

La verdadera belleza de este arte es el amor que estas dos artistas plasmaron en el papel, testimonio de los buenos momentos donde aprendieron una de la otra. Aprendieron a imaginar, a trabajar en equipo y, sobre todo, a compartir. 😉

Esta historia te ha enseñado algo muy importante: te ha enseñado a compartir. ¡Compártelo con tus amigos!

Más noticias sobre:,

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!
O síguenos en YouTube y disfruta de nuestros mejores videos