Descubre qué alimentos no deberías tomar NUNCA con el estómago vacío

En todo el mundo hay un ritual que los humanos compartimos, que es desayunar. A pesar de las distintas costumbres, la mayoría de los habitantes de occidente elige los mismos alimentos para comenzar su día.

Pero no todos los alimentos y bebidas que elegimos son buenas para nuestra salud, a pesar de que las hayamos incorporados y pensemos que son apropiadas y saludables.

En Viralistas te contamos de los alimentos que son apropiados y los que no, brindándote alternativas para tener una dieta saludable y equilibrada.

1.- NO: Jugos de fruta con azúcar

Los jugos de fruta clásicos son altos en azúcares y pueden elevar tus niveles de azúcar en la sangre dejándote más insatisfecho y vulnerable durante el resto del día.

Flickr/Indi Samarajiva

2.- SI: Avena

La avena crea una película protectora alrededor de nuestro estómago. Previene que el ácido clorhídrico se forme y dañe nuestras paredes estomacales. Contiene fibra que ayuda a bajar los niveles de colesterol y mejora la digestión y la metabolización de minerales, proteínas y carbohidratos. Además te mantiene con más energía que un yogurt.

Flickr/Daniella Segura

3.- NO: Tomates

Si sufres de reflujo o de úlceras en el estómago, tienes que evitar y reducir los tomates. Los tomates tienen un gusto muy agradable y pueden acompañar perfectamente a los omelets, pero contienen altos niveles de ácido tánico, que incrementan la acidez en el estómago y profundizan los síntomas del reflujo.

Flickr/Sean_Hickin

4.- SI: Huevos

Los huevos son excelentes para el desayuno y uno de los imprescindibles alimentos para comenzar el día. Puedes comerlos como te gusten: revueltos, pasados por agua o hervidos. Comer huevos en la mañana te ayudarán significativamente a reducir tu ingesta diaria de calorías, ya que ayudan a saciar el hambre y quitarte el apetito durante horas.

VER TAMBIÉN:  Su novio la llamó “gorda basura” pero ella logró superarlo y así fue su venganza...

Flickr/Lincon Wong

5.- SI: Arándanos

El arándano es una de las frutas más saludables del planeta. Son bajos en calorías, ayudan a mejorar la memoria, la presión sanguínea y la circulación. ¡Sus beneficios son incalculables! Además puedes acompañarlos con avena, comerlos en ensaladas o solos.

Flickr/steph

6.- SI: Sandía

La sandía es una excelente opción para aquellos que se levantan con ganas de ingerir frutas. Provee una gran cantidad de líquido al estómago, mejora la salud de tus ojos y de tu corazón gracias a sus altos niveles de licopeno.

Flickr/Farbs01

7.- NO: Café o Té

A pesar de que la mayoría de los habitantes del planeta desayuna sólo un café o un té, es una de las prácticas más dañinas para nuestra salud. Sus altos niveles de cafeína nos ayudan a engañar al cerebro, pero si tomas té con el estómago vacío puede causar náuseas y dolor de estómago. El café, por su parte, puede causar acidez estomacal y empeorar los síntomas de reflujo o gastritis.

Flickr/Mary Crosbie

8.- SI: Nueces

Las nueces no están incorporadas en el desayuno, pero deberías pensar en comer todas las mañanas, al menos, una nuez. Pueden mejorar tu salud intestinal normalizando los niveles de PH de tu estómago, disminuyendo el riesgo de úlceras y la acidez.

Flickr/Ana

9.- NO: Cítricos

Aunque no es malo para todos, los cítricos como los pomelos o las naranjas pueden irritar el estómago inflamados y deben ser limitados o evitados, especialmente si tienes el estómago vacío.

Instagram/@shinewithplants

10.- SI: Papaya

La papaya no es una fruta fácil de conseguir en los mercados, pero debería serlo, ya que es una comida excelente para el desayuno. Esta fruta contiene una poderosa enzima llamada papaína, que ayuda a mejorar la digestión y reduce el cáncer de colon al limpiar los radicales libres del tracto intestinal. Es alta en fibras, vitamina E y C.

VER TAMBIÉN:  5 aceites naturales que harán maravillas en tu cabello... Seguro te vuelves adicta como yo

Flickr/jar [o]

11.- NO: Pasteles o masas altas en grasas

Piensa dos veces antes de tener un desayuno continental. Las medialunas y los pasteles son tentadores pero contienen levadura, que irrita el estómago y puede causar flatulencias.

Flickr/suziedepingu

12.- SI: Trigo sarraceno

En el desayuno piensa en utilizar trigo sarraceno, que ayuda a mejorar tu digestión. Es una gran fuente de proteínas, hierro y vitaminas. Además es increíblemente maleable, puedes hacer smoothies, panqueques y waffles.

Flickr/Jaqueline

13.- SI: Germen de trigo

Dos cucharadas de germen de trigo puede proveerte el 15% de las vitaminas E y el 10% del ácido fólico que necesita por día tu cuerpo. También ayuda a mejorar tu sistema digestivo.

Flickr/Chiot’s Run

14.- NO: Gaseosas

El consumo de gaseosas es una de las principales causas de obesidad en Estados Unidos, aún las que aseguran ser libres de azúcar pueden dañar tu organismo. Y pueden causar más daño si es lo primero que consumes en el día.

Flickr/Ricardo Bernardo

15.- SI: Cereales integrales

Los cereales integrales contienen carbohidratos complejos, que son parte de una dieta saludable. El mejor momento para comer estos productos es en la mañana, ya que puedes pasar todo el resto del día quemándolos. Puedes usarlos para tostadas, panqueques y waffles.

Flickr/Sarah R

16.- SI: Avena de maíz

Avena de maíz o gachas de harina de maíz ayuda a remover toxinas y metales de tu organismo. Ayuda a normalizar el intestino, la flora intestinal y te mantiene con la sensación de saciedad durante un largo tiempo.

Instagram/@jamaicans_com

En conclusión, asegurar que tu cuerpo reciba los alimentos necesarios para proteger tu estómago es ayudar a mantener tu salud. Haz pequeños cambios en tu dieta, pero principalmente en tu desayuno e incorpora los alimentos buenos y evita los malos para mejorar tu estilo de vida.

VER TAMBIÉN:  Con estas ingeniosas formas de guardar comida en el congelador ¡Nada se echará a perder!

¡Comparte estos útiles consejos!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

No te pierdas las noticias más inspiradoras, divertidas y curiosas.

Síguenos en Facebook,
¡No te arrepentirás!