La definición de la muerte desde los ojos de una niña con cáncer terminal

El Dr. Rogério Brandão, Oncólogo Médico brasileño, publicó un artículo sobre su experiencia y una anécdota que llegó a lo más profundo de mi corazón.

El departamento de Oncología Pediátrica de un hospital es un lugar donde los médicos son superhéroes con batas blancas. Se necesita mucha entereza y un corazón lleno de empatía y amor para regalar a todos los pequeños pacientes que ponen su mirada de esperanza en sus doctores, y que junto a sus familiares tienen que enfrentar una batalla tan dura como el cáncer.

El doctor Rogério, después de 29 años de experiencia, afirma que ha crecido y fortalecido su capacidad de ver más allá de la adversidad.

Doctor

Oncologíapediátrica

'

Fue en el Hospital Oncológico de Pernambuco donde comenzó su trayectoria. Allí despertó su pasión por la oncopediatría. Vivió el drama de muchos pacientes muy de cerca y con el nacimiento de su primera hija comenzó a sentir temor por ver el sufrimiento de los niños.

Pero un día conoció una niña con la que tuvo mucha afinidad y cariño. La define como un ángel que vino en forma de una niña de 11 años de edad, luchando por largos años de diversos tratamientos, inyecciones y todas las afecciones producto de las quimioterapias y radiaciones. “Muchas veces vi miedo en sus ojos, la vi llorar desconsolada. Al fin y al cabo es una lucha muy dura para un ser humano tan pequeño. Pero jamás la vi flaquear en la batalla, estaba en pie para lo que fuera necesario aunque doliera.”

Una mañana llegue al hospital muy temprano y encontré a mi pequeño ángel sola en su habitación. Pregunté por su madre y la respuesta que recibí todavía años después no consigo contarla sin sentir una profunda emoción.

VER TAMBIÉN:  Una joven musulmana le escribe una emotiva carta a Donald Trump... ¡Te vas a sorprender!

Ella le respondió – “A veces mi mamá sale del cuarto para llorar a escondidas en el pasillo… Cuando yo muera, creo que ella va a sentir mucha nostalgia. Pero yo no tengo miedo de morir tío. ¡Yo no nací para esta vida!”

Le preguntó: “¿Y qué es la muerte para ti, querida mía?”

“Escucha tío, cuando somos pequeños a veces nos vamos a dormir a la cama de nuestros padres y al día siguiente nos despertamos en nuestra propia cama ¿A qué si?” En ese momento, recordé a mis hijas en la época en las que eran niñas de 6 y 2 años, y yo hacía exactamente lo mismo.

Ella continuó: “Un día yo me dormiré y mi Padre del cielo vendrá a buscarme. Me despertaré en la casa de Él, ¡en mi verdadera vida!”

Se quedó sin poder salir de su asombro, sin saber qué decir. Le impactó mucho como en medio del sufrimiento había alcanzado tanta madurez, la visión y la espiritualidad de esa niña eran admirables.

“Mi madre me recordará con nostalgia”, agregó.

El doctor hizo un esfuerzo por contener las lágrimas y le preguntó:

 – “¿Y qué significa la nostalgia para ti, querida mía?”

– ¡La nostalgia es el amor que permanece!

Hoy, a sus 53 años de edad, el doctor Rogério se atreve a desafiar a quien le defina de una mejor forma y más simple la palabra nostalgia. Porque las palabras de esta niña quedarán para siempre en su corazón.

Hace muchos años que su ángel se fue a su verdadera vida. Pero dejó una gran lección que hoy tenemos la oportunidad de conocer todos. A través de su enseñanza podemos ser más humanos, ponernos en los zapatos del otro y dar amor siempre. Cada vez que llega la noche, él eleva sus ojos al cielo y si ve una estrella reluciente sabe que es su ángel, que brilla y resplandece desde su eterna casa.

VER TAMBIÉN:  La versión de "Olvídame y Pega la Vuelta" que ningún artista podrá superar

Y qué bueno saber que existe la nostalgia como el amor que se conserva siempre. Todas las personas que tenemos alrededor luchan con alguna batalla y todos tienen algo muy bueno por dentro, solo hace falta tomarse la molestia de averiguarlo.

estrella-fugaz

wallpaper Pensador.uol

El amor es todo, procuremos ser humanos y agradables con las personas. Cuando damos, recibimos con creces y sobre todo aquellas intangibles como una sonrisa, alegría, un abrazo, palabras de apoyo,… todas forman parte de lo más valioso que podemos regalarle a alguien. No nos cuesta nada.

Después de leer esta historia, es propicio tomar un momento para reflexionar, indagar en aquellas cosas que necesitamos fortalecer y en enfocarnos en quejarnos menos y hacer más. Hay muchos niños, muchas personas con batallas y adversidades muy duras a quienes podemos dar una mano amiga.

Procuremos que nuestro corazón esté lleno de gratitud y de alegría para poder contagiar al mundo.

¡Es una lección de vida muy inspiradora! Estás solo a un click de compartirla con tus seres queridos

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

No te pierdas las noticias más inspiradoras, divertidas y curiosas.

Síguenos en Facebook,
¡No te arrepentirás!