Cuidaba a su hija en el hospital pero se quedó dormida y cuando despertó no estaba su bebé

Lory Beth Snyder pasó por un momento aterrador para cualquier madre: despertó y su hija estaba desaparecida, así como su cuna y parte de sus pertenencias. Lory debió internar a su hija Lorelai en el Hospital Bautista NEA de Jonesboro, Arkansas, Estados Unidos, debido a un sangrado excesivo. La pequeña, de tan sólo 4 meses, pasó por una jornada de análisis, exámenes y médicos acompañada de su madre en todo momento.

Tras terminar esa pesada jornada, Lory acostó a la bebé en la cuna y se recostó en la cama de al lado en el cuarto de hospital que les habían asignado. El cansancio las venció y las dos se durmieron.

Cuando Lory despertó, alrededor de una hora después, la bebé no estaba y la habitación estaba desordenada. No sólo faltaba Lorelai sino que su cuna y sus pertenencias no estaban, incluso desapareció el bolso que Lory preparó antes de ir al hospital.

Desesperada comenzó a recorrer el hospital buscando a su hija, corriendo por los pasillos y preguntando al personal. Fueron minutos, segundos, que para Lory fueron décadas.

Esta es Lory Beth Snyder, una madre que sufrió uno de sus peores miedos: la desaparición de su bebé.

Lorelai-bebe-hospital 1

Los hijos de Lory, Lorelai y su hermano mayor.Lorelai-bebe-hospital 2

Finalmente encontró a su hija en la habitación de otra paciente y rodeada de enfermeras que hablaban con ella despreocupadas, incluso riendo. También encontró el bolso y la cuna. Y no podía salir de su asombro.

Toda la historia la contó a través de su perfil de Facebook, donde se pueden ver las fotos y leer el relato de esta madre que pasó uno de los momentos más difíciles de su vida en ese hospital.

Lorelai durmiendo en el hospital tras pasar un día de exámenes y análisis.

Lorelai-bebe-hospital 3

Días atrás mi familia sufrió una de las experiencias más aterradoras” empieza el relato Lorelai y explica su llegada al hospital y que ninguna de las dos había dormido bien “debido al caos del hospital los exámenes, los análisis de sangre y otros tests para averiguar por qué estaba mal. Cuando finalmente pudimos descansar, me recosté también”.

Me desperté apenas pasada una hora y descubrí que Lorelai no estaba. Cuando la encontré estaba en otro cuarto con una mujer, que la tenía en sus brazos, en un cuarto lleno de seis o siete enfermeras riendo y jugando con ella y Lorelai. No sabía quién era esta señora. No era ni enfermera ni doctora. Sólo otra paciente del hospital.

Quise quitarle a Lorelai de sus brazos. Aunque ella insistía que volviera a mi cuarto, sin Lorelai y me decía repetidamente que tenía que ir a descansar. Le dije que estaba bien y que quería llevarme a mi hija.

Le quité a Lorelai de sus brazos y las enfermeras estaban alrededor de sus cosas, porque se llevó a Lorelai pero también se llevó el bolso de los pañales (que había vaciado en su cuarto),  el soporte intravenoso y la cuna en la que dormía Lorelai”.

Estas imágenes corresponden a la señora Harris, la mujer que se llevó a Lorelai.

Lorelai-bebe-hospital 6

Además continúa relatando que las enfermeras y la paciente la siguieron hasta el cuarto repitiéndole que la señora Harris (así se llamaba la persona que tenía a la bebé en su cuarto) no había querido hacerle daño y que sólo había tratado de ayudar.

Incluso cuenta que la señora insistía en que le devolviera a la bebé para que Lory pudiera descansar.

Lory puso el mensaje en su muro de Facebook para denunciar lo que pasó.

Lorelai-bebe-hospital 4

Aunque hizo la denuncia en la Policía, consideran que lo que hizo la señora Harris no es un delito.Lorelai-bebe-hospital 5

Lory Beth Snyder – Facebook

“Contacté con la Policía y dictaminaron que no se había cometido un delito porque Harris no tenía la intención de raptar o molestar a mi hija” se queja Lory.

Aparentemente cualquiera puede llevarse a un niño a cualquier lado, y no es rapto mientras no tenga intención de dañar al niño. Eso dicen las leyes de acuerdo con la Policía”.

Y Lory finaliza “Gracias a Dios mi bebé está a salvo. Tuvimos suerte. Muchos padres no tienen la suerte que nosotros tuvimos. El rapto de bebés no es algo que debe ser tratado de esta forma tan despreocupada”.

Si bien no hay que alarmarse ni tomar las situaciones a la ligera, hay que estar atentos a estos hechos tan “ambiguos”.

Comparte la historia de Lory y su bebé para que tomemos conciencia de estos hechos.

Más noticias sobre:, ,
¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!
O síguenos en YouTube y disfruta de nuestros mejores videos

No te pierdas las noticias más inspiradoras, divertidas y curiosas.

Síguenos en Facebook,
¡No te arrepentirás!