Ella les pidió que la ingresaran al hospital y cuando supieron la razón no pudieron negarse

El amor verdadero sí existe, y esta es una de esas historias que lo comprueban. George Morris de 94 años fue ingresado en un hospital militar de Virginia llamado Fort Belvoir Community para pasar las sus últimos días de vida.
Su esposa Eloise, de 91 años solicitó “ingresar” al hospital para poder pasar junto a su esposo las últimas horas de su vida.

Tienen 73 años casados y siempre han permanecido juntos, el hospital hizo una excepción ante este caso y no pudieron negarse ante la petición de Eloise de darle el último adiós a su compañero de vida así que compartió la misma habitación de George.

El centro de salud compartió en su página de Facebook esta conmovedora historia y escribió: “Todos nuestros pacientes significan mucho para nosotros, pero a veces tenemos el privilegio de tratar con casos que verdaderamente nos emocionan”, miles de personas lo han compartido.

Eloise confesó que el secreto para mantenerse juntos es “Ser feliz, lo seas o no realmente. Reír”.

En sus fotografías lucen sonrientes y tomados de la mano, George ha estado batallando contra el cáncer, además ha sufrido dos fracturas de la cadera y del hombro.

Facebook

Ahora está junto a su esposa recibiendo los cuidados paliativos y la tranquilidad y amor que necesita. Así es el amor, para siempre unidos en las buenas y sobre todo en las malas.

No te vayas sin compartir esta valiosa lección que nos recuerda cómo amar sin condiciones y para toda la vida.

VER TAMBIÉN:  ¿Dices palabrotas y eres desordenado? ¡Podrían ser signos de algo maravilloso!
¿Te gustó?

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!