10 cosas que pasan al tener el segundo hijo ¡Vas a sobrevivir, lo prometo!

Se padres primerizos es un reto en todos los sentidos posibles. Quizá después de haber superado eso creas que el segundo será más fácil porque ya tienes práctica en todo. Pero cada embarazo es diferente y hay algunas cosas que deberías saber antes de la llegada de un segundo angelito a tu vida:

1. Los celos. La llegada de un nuevo bebé significa hacer espacio para otro integrante de la familia, tanto físico como emocional. El nuevo hermano mayor experimentará inevitablemente una mezcla de amor y celos igualmente intensos. Incluso un perro puede sentirse celoso, o tu pareja, incluso tú. Es completamente normal.

hermanitos

2. Las regresiones. En el momento que menos lo esperes, tu hijo mayor volverá a balbucear o a hacer cosas de bebé, muchos dicen que es para llamar la atención. Pero acéptalo, cuando hay un bebé cerca hasta tú hablas de manera diferente.

segundo hijo

'

3. Tus compras serán más sabias. Con el primer hijo nadie sabe exactamente qué comprar, qué tallas, qué marcas, NADA. Pero ahora sabes exactamente dónde y cómo comprar lo que un bebé necesita.

de compras

4. Prohibido enfermarse. Los niños siempre se ponen enfermos, esto no es para ellos… ¡es para ti! Enfermarse significa gastos, cansancio, menos energía… además de que la casa estará más descuidada y cuidar de niños es veinte veces más difícil cuando no puedes ni cuidarte un resfriado apropiadamente.

las medicinas cuestan

5. ¿Dormir? ¿Qué es eso? Decía mi abuelita que uno no vuelve a dormir igual después de tener hijos… y tenía toda la razón del mundo. Es como si tomaran turnos para caerse de la cama/ despertar a media noche/ cualquier cosa que interrumpa el sueño de todos los habitantes de la casa y de las casas vecinas.

VER TAMBIÉN:  ¿Conoces la flor de Kusudama? Es de origami y si quieres aprender a hacerla... ¡Toma nota!

padre e hijo durmiendo

6. Mantener la casa limpia es imposible. Y sinceramente, no es un asunto prioritario, muchos nos damos por vencidos… porque hay cosas mucho más importantes (como disfrutar de tus hijos) que la cara que pondrá el cartero al ver un mar de juguetes en la sala de tu casa cuando te traiga el correo.

piecitos sucios

7. Volverse experto en empacar. Porque, aunque salgas al supermercado que está a cinco minutos de casa, tienes que llevar todo lo que tus hijos necesitan y un poquito más, nunca se sabe. Quizá con el primero aún se te olvidaba un biberón en casa, ¡pero ahora eso definitivamente no puede suceder!

equipaje

8. Volverse experto en improvisar. Las toallitas húmedas para bebés también sirven como paños desmaquillantes y las botellas de bebidas con boquilla sirven de entretenimiento y no las extrañarás si tus hijos la pierden en el parque. Tu creatividad llegará a lugares que nunca imaginaste, en gran parte porque pagar a un profesional por sacar un juguete de las tuberías es igual de caro que reparar una tubería dañada por tratar de sacar el juguete tú mismo. #YOLO.

arreglar

9. Volverse experto en caricaturas y películas infantiles. Si creías haber superado esa etapa, ahora redescubrirás la gracia de los programas infantiles y te aprenderás (involuntariamente, claro) los diálogos de la película animada favorita de tus hijos (que no se cansan de ver una y otra vez).

minions

10. Descubrir que el amor no tiene límites. Al nacer el primer hijo nace también un amor inmenso y sobrecogedor que bien podría hacer explotar tu pecho… Y crees que no es humanamente posible albergar más amor… ¡hasta que nace el segundo! Y vuelves a experimentar aún más amor del que jamás imaginaste poder sentir ni albergar ni expresar… y cada día crece más. ♥

VER TAMBIÉN:  Esta bebé de 15 meses no sólo habla claramente, ¡también canta y es lo más dulce del mundo!

mamá beso

No es una tarea fácil, pero vale muchísimo el esfuerzo. Para mí, ellos son los más grandes maestros en la vida ♥

¡Comparte esto con otros padres! Seguro que se identifican 🙂

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

No te pierdas las noticias más inspiradoras, divertidas y curiosas.

Síguenos en Facebook,
¡No te arrepentirás!